Fútbol infantil

El Depo pasó por arriba a Longchamps

Como locales, los sanvicentinos se impusieron con claridad en seis de los siete partidos disputados. Hubo fútbol vistoso, goles para todos los gustos y partidos emocionantes. Golearon la 2005 y la 2006; la 2003 lo definió en la última pelota y la 2002 también ganó y sigue prendida a la punta.
martes, 03 de noviembre de 2015 · 16:18

Las categorías de fútbol infantil competitivo en cancha de 5 del Club deportivo san Vicente se enfrentaron el último fin de semana ante Atlético Longchamps Rojo como locales y tuvieron una excelente performance: ganaron seis de los siete partidos disputados, dejando como saldo una cosecha de doce valiosos puntos, que los posicionan firmes de cara al ascenso.

Cuando sólo faltan tres fechas para el final del campeonato, los equipos del Depo recibían a Longchamps el sábado en la sede de 9 de Julio 180 con la necesidad de sumar una buena cantidad de puntos que sirvieran para levantar en la tabla de posiciones y seguir acercándose a la "Zona A” de la liga ADIAB.

En ese marco, la categoría 2002 ratificó la segunda posición en su campeonato individual, con una cómoda victoria por 3 a 0. La 2003, por su parte, se llevó por 2 a 1 un partido disputado y sufrido hasta el último minuto, cuando llegó la definición. Sin suerte, la 2004 fue la única que perdió: fue 2 a 0 en un duelo parejo. Pero luego llegaron las mejores performances de la tarde: la de la 2005, que se impuso 5 a 0, y la de la 2006, que goleó 6 a 1. Y las categorías menores también se llevaron triunfos: la 2007 ganó 3 a 0; y la 2008, 2 a 0.

El partido de la 2002 era, con certeza, el más importante de la jornada. Los mayores del Depo llegaban con la obligación de ganar para mantener viva la ilusión de gritar campeones. Desde el segundo lugar, siguen de cerca al equipo de Glew, y esperan su chance.

El sábado ante Longchamps el partido fue, en un principio, complicado. Si bien los de San Vicente dominaban con claridad, los visitantes presentaban una defensa cerrada, a la que era difícil entrarle. Además, un arquero destacado y dinámico, ayudaba a mantener el cero. Pero cerca del final del primer tiempo llegaron los goles de Brian González, Mateo Báez y Teo Ortiz, que se encargaron de sellar el 3 a 0. La figura de la cancha fue Ortiz y el partido tuvo destacadas participaciones de Julián Iansa y Julián Constatino, que le aportaron al equipo un aire de renovación en momentos complicados.

La 2003, en tanto, protagonizó el partido más dramático de la jornada. Los sanvicentinos ganaron 2 a 1, pero sufrieron hasta la última bola. Y luego de un par de frustraciones en partidos pasados donde la suerte claramente no estuvo de su lado, los chicos del Deportivo pudieron sentir el desahogo de la victoria. Los dos goles los hizo Federico Pacheco, que también fue la figura de un partido que presentó una gran lucha en lo físico y lo corporal. También se destacó el arquero, Juan Pablo Espinosa, y debido a las tres bajas que sufrió el grupo blaugrana, fue importante la ayuda de Matías Aguirre, que siendo un año más chico, dio la talla para jugar con los mayores.

La 2004 fue, entonces, la única categoría del Depo a la que le tocó morder el polvo de la derrota. Fue 3 a 1 y, a pesar del mal resultado, el equipo mostró una buena imagen, con solidez y espíritu colectivo. Los jugadores destacados fueron los grandotes de la defensa: Lautaro Bazán y Lio Rancaño, dos soldados de fierro dentro de las huestes sanvicentinas.

A diferencia de su antecesor, el equipo de la 2005 jugó su mejor partido en lo que va del campeonato. Ganó 5 a 0 y puso en cancha un alto nivel de fútbol, que supo mantener a lo largo de los cuarenta minutos, y con el debido recambio de jugadores. La presión ofensiva fue un arma fundamental para llevarse el amplio resultado, con los goles de Lautaro Coppola, Juan Cruz Vona y el trabajador Julián Constantino.

La 2006, luego, tuvo una suerte muy simular. Se impuso 6 a 1 con tantos de Román Retamozo, ‘Patito’ Valenzuela, Lautaro Rodríguez y Manuel Gentile. Fue un partido claro, que los de San Vicente tuvieron en su poder de punta a punta, ante la mirada dócil de un rival entregado que sólo buscaba achicar la diferencia. La figura del partido fue Rodríguez, que, según aseguraron desde el cuerpo técnico, recupera su nivel habitual. Y la nota destacada se la lleva Valenzuela, un jugador voluntarioso que, con el gol, tuvo un premio importante de esos que el fútbol suele dar.

Con un resultado menos ampuloso, la 2007 también ganó con claridad y demostró buen juego y capacidad goleadora. Los dos goles de Lisandro Flugger y el de Joaquín Gómez –una fija con tantos y asistencias- fueron los pilares de un equipo que rindió bien en todo su conjunto y que se prepara para afrontar nuevos desafíos el año que viene.

En 2008, los más chiquitos de la jornada, el Depo se impuso por 2 a 0 con goles de Eros Pérez y Franco Gómez, quien tras haber atajado de forma correcta durante el primer tiempo, decidió sacarse el buzo y salir a jugar. Y como galardón ante su osadía se llevó un merecido gol y la ovación de la tribuna, que coreó su nombre.

En 2009, por último, a Deportivo le tocó perder, aunque esa categoría no suma puntos para la tabla general, por lo que es un compromiso de carácter meramente recreativo.

 

Comentarios