Fútbol juvenil

El Social se llevó puesto a Independiente

Como locales ante el Rojo, la sexta y la séptima ganaron sus partidos por 2 a 1. Goles, fútbol bien jugado y partidos disputados en Alejandro Korn.
lunes, 21 de septiembre de 2015 · 17:10

Los equipos juveniles de fútbol 11 del Club Social de Alejandro Korn se enfrentaron como locales el último sábado ante Independiente de Avellaneda y se llevaron dos importantes victorias. En dos partidos con características similares –parejos y sufridos- tanto la categoría sexta como la séptima ganaron 2 a 1.

En su cancha y por la segunda fecha de la ronda de ganadores de la Liga Argentina de AFA, los equipos del Social mostraron carácter y solidez y lograron así llevarse dos importantes triunfos ante un club grande y poderoso como Independiente. Los goles de la sexta los hicieron Lautaro Bastiani y Alejo D´Ambrossio y los de la quinta los anotaron Bruno Rojas y Federico Arellano.

El partido de la Sexta

Los mayores del Verdiblanco –el equipo está compuesto por jugadores categoría 1995, 1996 y 1997- se caracterizan por su juego vistoso, con la pelota al ras del piso y sus buenas intenciones. Tras la gran performance durante la primera etapa de la Liga Argentina, iniciaron su participación en la zona de ganadores con una derrota, por lo que el partido contra el difícil Independiente era una oportunidad para levantar cabeza.

En el arranque del encuentro, el dominio del juego pasó rápidamente a manos del Rojo, que a pesar de la lucha en cada pelota de los jugadores del Social, lograba imponerse en la mitad de la cancha. Así, a los 20 minutos llegó el primer gol e Independiente su puso 1 a 0 y siguió haciendo prevalecer su fútbol ordenado y metódico. Los visitantes tuvieron varias llegadas de gol, pero el infalible arquero sanvicentino Leonardo Lampugano fue un cerrojo en el arco del Social, al que tampoco le alcanzaron los tiros libres de Lautaro Bastiani para llegar al empate.

En el segundo tiempo, la suerte del equipo de Alejandro Korn pegó un giro de 180 grados: cuando apenas habían pasado cinco minutos del comienzo, un tiro libre desde mitad de cancha, lanzado en forma de centro bombeado por Pablo Guayaré, encontró en los pies de Bastiani una lujosa media chilena que terminó adentro del arco del Rojo. Era el empate, y a partir de ahí el curso del match cambiaría por completo. Un Verdiblanco agresivo se hizo dueño de la situación y empezó a correr y a meter presión en todos los sectores de la cancha. Con garra y empuje, llegó entonces a los 25 minutos el tanto de la victoria: un contra ataque ejecutado velozmente por Matías Batalla lo llevó en su corrida hasta el área del Rojo, donde recibió un claro penal que el goleador Alejo D`Ambrossio pasó a cobrar. Con el 2 a 1 y el volumen de juego del Social, el partido parecía ir camino a cerrarse, pero aún quedaban tiros en la mañana de Alejandro Korn. Los lesionados Hernán Ojeda y Nicolás Radogna fueron reemplazados por Daniel Ovelar y Juan Albaitero, quienes, junto con Gary Maizares, lograron acoplarse bien al sistema del equipo. Sin embargo, después del gol del Verdiblanco, Independiente puso en cancha todo su poderío ofensivo y e inclinó la cancha, poniendo a prueba al arquero Lampugano una buena cantidad de veces.

Finalmente, el sufrido 2 a 1 fue definitivo y la figura del partido fue Matías Batalla, quien ingresó en el primer tiempo por Paniagua. Además del arquero Lampugano, se destacaron el defensor Walter Quiroga, el mediocampista Pablo Guayaré y los goleadores Bastiani y D´Ambrossio.

El partido de la séptima

A los jugadores categoría 1998 y 1999 que conforman la séptima del Social les faltaron reflejos durante la primera parte del partido ante Independiente y fue por eso que el Rojo Avellaneda logró pasar al frente en apenas ocho minutos de juego. Con el 1 a 0, los visitantes se convirtieron en los claros dominadores del juego y pudieron encontrar espacios en el sistema del Social, que no dejaba de irlo a buscar. Gracias al arquero Lampugano y a la aceitada defensa verdiblanca, el primer tiempo terminó 1 a 0.

Ante la expulsión del director técnico Esteban Emanuele, quien tomó las riendas del equipo de Alejandro Korn fue un hombre que terminaría siendo clave: el profesor Lito Corpus. Corpus, protagonista durante el entretiempo, dio una emotiva charla técnica que cambió la mentalidad de sus jugadores. El cambio fue notorio y desde el comienzo el partido se volvió equilibrado, con un mediocampo muy disputado por ambos equipos. Las llegadas del Rojo fueron aplacadas por la gran actuación de la defensa del Social y los cambios, en el minuto veinte, aportaron aire fresco al conjunto local.

Los volantes Ricardo Reyes y Federico Arellano, que entraron por Matías Brizolo y Adrián Esquivel, fueron factores importantes para que el Verdiblanco logre una alineación clara. Y entonces llegó el empate. Un tiro libre desde mitad de cancha, una pelota en el travesaño y los pies de Bruno rojas fueron los ingredientes clave para llegar al 1 a 1. De ahí en adelante, el partido se tornó absolutamente favorable al equipo de Alejandro Korn, que ganaba las pelotas divididas y llegaba con claridad, pero que le costaba concretar. Los minutos corrían y el gol no llegaba, entonces todo parecía indicar que el Rojo la iba a sacar barata, pero faltando un minuto llegó el agónico gol de la victoria para el Verdiblanco. Una jugada por afuera que desembocó en un centro de Ricardo Reyes le permitió a Federico Arellano aparecer por sorpresa y marcar el definitivo 2 a 1. Era el final, y la euforia se apoderó de los jugadores del Social, quienes plasmaron la emoción en un alegre festejo.

Además del arquero Lampugano, se destacó la dura defensa del Vediblanco: Derlys del Valle, Agustín Emanuele, Iván Bustos y Elías López.

Comentarios