San Vicente

En ‘baby’, el Depo ya empieza a soñar con el ascenso

Los equipos de fútbol infantil competitivo del Club Deportivo San Vicente comenzaron a entrenar, y ya palpitan su participación en la Liga Adiab. El entrenador, Juan Espinosa, se tiene fe y dice que la clave será el trabajo físico.
martes, 16 de febrero de 2016 · 09:23

Las pelotas empiezan a rodar. Los equipos de fútbol infantil competitivo en cancha de ‘baby’ del Club Deportivo San Vicente comenzaron a entrenarse la semana pasada, y El Diario dialogó con Juan Espinosa, el entrenador de todas las categorías.

"Tenemos muy buenos jugadores, mucho material. Hay excelentes perspectivas para 2016 porque ya el año pasado anduvimos muy bien, y ahora hay que seguir mejorando con trabajo. Y además se van a sumar muchos chicos de fútbol recreativo que andan bien”, apuntó Espinosa.

Los jugadores del "Depo”, que van desde la categoría 2003 a 2010 y en total son más de 80, compiten en la dificilísima Liga ADIAB, en la categoría "B”. Y tras el virtuoso cuarto puesto de 2015, en esta temporada esperan lograr el codiciado ascenso a la máxima categoría.

"El año pasado clasificamos a las finales de la liga con la 2002, y la 2005 salió cuarta. Después todos los equipos estuvieron muy parejitos. Y a nivel fútbol siempre muy bien. Nos complicó que a principio de campeonato cedimos muchos puntos, pero ya sobre el último tramo nos pusimos mejor físicamente y logramos ganar partidos importantes”, aseguró Espinosa.

Acerca de los nuevos desafíos para la temporada entrante, el entrenador –que también dirigirá las juveniles del Depo en cancha de 11- afirmó: "Ahora hay que definir la lista de los planteles y ponernos a laburar un poco en lo físico, para llegar mejor a la mitad y el fin del campeonato. Hay que crecer en ese aspecto, porque la base de jugadores ya la tenemos. Además, hay algunas categorías con chicos que han pegado el estirón, entonces eso hay que aprovecharlo y laburarlo con todo”.

En 2015 Espinosa era apenas un padre más. Pero de la mitad del torneo en adelante debió hacerse cargo de todos los equipos del Club Deportivo, luego de que el entonces entrenador, Martín De Fillipi, abandonara el cargo. "El año pasado yo me acerqué al club para ver jugar a mi hijo, y de una semana para la otra era el director técnico. Arranqué de golpe pero nos pudimos acomodar. Por eso para 2016 tengo las mejores expectativas, vamos a andar mejor”.

Consultado por el objetivo ascenso, Espinosa se desmarcó: "El club no se fija esas metas en el corto plazo. A mí me dejan trabajar sin presiones, pero desde ya que la idea es jugar las finales con cada una de las categorías, y eso seguramente significaría el ascenso. Depende mucho del laburo físico y de la suerte también, porque acá en el ‘baby’ te dormís un poquito y por más que domines todo el partido, te pueden hacer perder un punto que marca la diferencia”.

Para la nueva temporada, Espinosa señala a los clubes Ramona Díaz de Claypol, y Cultural de Guernica como los rivales "con pica” a vencer. "Los chicos se conocen de los años anteriores, y eso hace que siempre haya más motivación. Y la liga se vuelve cada vez más competitiva, porque las instituciones crecen y se van perfeccionando”.

Sobre el equilibrio entre la ríspida competencia en la ADIAB, y la relativa armonía que debiera tener el fútbol infantil, Espinosa dijo: "Ese paramétro el entrenador lo marca cuando está frío. Yo creo que lo importante es hacer las cosas bien y no perder. Pero el fútbol es emocionante y a veces cuesta que los chicos, después de los partidos, bajen los decibeles y entiendan que es un juego y que tienen que divertirse y que pasarla bien, que al día siguiente vuelven a la escuela, como siempre”.

Además, el entrenador del Depo explicó: "Lo que pasa es que uno a veces se deja llevar por los resultados y quiere ganar. Bueno, los padres tendríamos que hacer una autocrítica, y empezar a inculcarles a los chicos que el deporte es para divertirse, y que si se gana es mucho mejor, pero que si se pierde no pasa nada. Está bien que el deporte sea competitivo, pero no está bueno que los chicos sientan presión”.

Espinosa es un hombre ligado al fútbol en cancha de 11 que en los últimos tiempos dirigió a las categorías mayores de los clubes Progreso de Brandsen y Estrella del Sur de Alejandro Korn. Y en 2015 hizo su primera experiencia en el ‘baby’. "Me costó acostumbrarme porque es algo más explosivo y dinámico. Además, en el último tiempo yo venía dirigiendo chicos grandes. La pelota siempre es redonda, pero en el fútbol 5 se nota más el laburo que uno hace en la semana. Nos ha tocado jugar con equipos que tienen jugadas preparadas y con eso te definen los partidos”, cerró el director técnico.

 

 

Comentarios