San Vicente

El Depo se prepara para 2016 y ya prueba jugadores

El club sanvicentino ya lustra los botines para la temporada de fútbol 11 en la Liga Argentina. Las expectativas de los dirigentes y el cuerpo técnico.
jueves, 04 de febrero de 2016 · 09:55

Es sabido que con el calor de diciembre y enero las pelotas dejan de rodar y el protagonismo pasa a ser de las piletas. Pero en marzo se reanuda la actividad de las ligas regionales y entonces febrero es el mes de pretemporada e inicio de actividades.

En el Club Deportivo San Vicente ya se respira ese aire de comienzo de año. Por eso esta semana, El Diario dialogó con el cuerpo técnico de los equipos de fútbol 11, compuesto por el entrenador Oscar "Cabeza” Ruiz, el ayudante de campo "Chicho” Vega y el entrenador de arqueros Juan "Bebe” Castillo.

En fútbol 11, el Depo participará en 2016 por tercer año consecutivo en la Liga Argentina, una ríspida competición en la que juegan más de 40 equipos de toda el área metropolitana. Allí asoman algunos clubes de renombre, como Ferro y Quilmes.

"Ya tenemos dos años de experiencia y siempre hemos crecido –apunta Ruiz-. Ahora hay que ir a lo fino, ajustando equipo por equipo los detalles que terminan siendo determinantes. Se trata de ir directo a lo deportivo”.

Acerca de las virtudes de sus equipos, "el Cabeza” destaca "el funcionamiento colectivo” y el hecho de que "los once jugadores siempre están bien parados, con una buena perspectiva de toda la cancha”.

"Y lo que nos falta, en líneas generales, es compromiso. Esa idea de venir a entrenar llueva o truene y sacrificarse por el equipo es una cuenta pendiente que vamos a trabajar a full durante este año. Y para eso necesitamos más apoyo de los padres”, asevera Ruiz. Y completa: "Nos falta agresividad en la parte competitiva, porque nuestros chicos vienen de una formación más recreativa. Y cuando llegan a once les cuesta cambiar el chip y darse cuenta de que la liga es muy dura y todos los equipos quieren ganar. Es una dinámica nueva en la que tienen que pelear el puesto, sacrificarse, bancarse ser suplente”.

Vega, por su parte, agrega: "A veces pasa que el mejorcito se confía y empieza a faltar a los entrenamientos. Y mientras tanto el que venía atrás se esfuerza y termina robándole el puesto. Eso se da porque hay un buen trabajo”.

"La meta para este año es mejorar lo de 2015, que estuvo muy bien pero que no nos tiene que conformar. Por eso, apuntando a volvernos un poquito más profesionales, creo que tenemos que hacer hincapié en la disciplina, que es la base de todo y es fundamental para que los chicos se tomen el deporte en serio”, apunta "Chicho”.

El eje de todos los elogios en la charla, que se desarrolló entre mates en el predio Polideportivo de la calle Lavalle, es el ex arquero de Cañuelas y San Martín de Burzaco Juan "Bebe” Castillo, que actualmente se dedica a entrenar bajo los tres palos a todos los chicos del "Depo”, desde el recreativo hasta el fútbol 11.

"Tener arqueros entrenados que hagan un trabajo específico es fundamental, marca la diferencia. Hemos tenido mejoras exponenciales desde que está ‘el Bebe’”, coinciden en el club sanvicentino. Y Castillo, por su parte, destaca: "Se han ido sumando chicos y ahora tenemos un arquero por categoría. Hay muy buen material, da gusto trabajar así. Porque además tenemos un tiempo específico para laburar. Y eso hace que a los pibes les cambie la cabeza”.

De cara al futuro de los jugadores del Depo, desde el cuerpo técnico marcan: "Tenemos chicos que ya juegan en clubes y que tienen grandes posibilidades de llegar a ser profesionales. Hay otros que ya se nos fueron y otros que pueden despegar en cualquier momento. Eso lógicamente nos llena de orgullo. Pero es un camino muy difícil que implica un sacrificio muy grande”.

La Subcomisión de Fútbol

En su nueva conformación, la nueva Subcomisión Directiva de Fútbol del Depo estará presidida por Ricardo Luayza, y su tesorero será Pato Abila. Además, habrá tres grupos de trabajo distintos, cada uno abocado las actividades particulares.

"La línea para este año es continuar con lo que se trabajó el año pasado. Mantener a los directores técnicos, que formaron muy buenos grupos humanos, y además ver si podemos sumar más gente para laburar mejor”, asegura Abila. Y agrega: "Pero la idea es seguir con una base que nos dio muy buenos resultados, no solo a nivel deportivo sino también a nivel social”.

Luayza, en tanto, suma: "Siempre apuntamos a mejorar, porque esa es la esencia de la competencia, pero nunca perdemos de vista que esto es fútbol infantil. Por eso no queremos que haya presiones que perjudiquen a los chicos”.

"Nuestra satisfacción es verlos crecer: que los jugadores se formen en la escuelita y puedan progresar desde competitivo hasta el fútbol 11. Y suele pasar que hay grupos que se mantienen y eso es muy gratificante”, señalan.

Comentarios

Otras Noticias