San Vicente

Qué pasa en el Club Deportivo: la polémica por el básquet femenino

Un grupo de padres y jugadoras quieren cambiarse a una liga más competitiva en Capital Federal. Pero ante la amenaza de la federación provincial de aplicar sanciones para el club, la Comisión Directiva no autoriza el pase. La pelea de fondo entre las federaciones.
domingo, 03 de septiembre de 2017 · 12:25

En lo que va de 2017, el básquet femenino del Club Deportivo San Vicente todavía no participó de ninguna competencia oficial. Las casi 70 jugadoras que tiene la actividad entre la categoría pre-mini y la Primera continúan entrenándose, pero sin los partidos de los fines de semana.

Tras haber obtenido el campeonato de clubes en la Liga del Río de la Plata en 2016, un grupo de padres, jugadoras y el director técnico decidieron que era momento de dar un salto y pasar a  competir en la Liga Metropolitana, de Capital Federal. Pero por estar fuera de esa jurisdicción, el club no consigue la autorización de la Federación de Básquet de la Provincia de Buenos Aires (FBPBA). Y ante la amenaza concreta de recibir sanciones que afecten al básquet masculino, desde la Comisión Directiva del Deportivo se niegan a firmar la autorización al femenino para que llegue a la Metropolitana.

Ese choque de intereses generó un conflicto entre la comisión directiva, que preside Juanchi Marini e integran, entre otros, Pedro Pré, Pedro López y Beto Pacheco, con los que llevan la voz cantante del básquet femenino: los padres Hernán Marini y Norman Pérez, el entrenador Maximiliano Piana y jugadoras de las categorías superiores. La semana pasada hubo un intercambio de comunicados y un enfrentamiento en las redes sociales entre los dos sectores.

La situación es compleja. Desde hace años que las instituciones que nuclean a los clubes de básquet femenino atraviesan una situación de inestabilidad por una batalla política entre la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) y la Federación Femenina de Básquet de  la República Argentina (FFBRA), que en la provincia quedó desarticulada.

Ante esas irregularidades, este año se disolvió la Liga del Río de la Plata, y la mayoría de sus instituciones fueron absorbidas por la Liga de Esteban Echeverría, que tenía su vertiente masculina y ahora siguió la indicación de la CABB de organizar campeonatos para mujeres.

En el campeonato actual para femenino de la Echeverría, del segundo semestre de 2017, el Deportivo está incluido en el fixture, pero desde la secretaría que maneja la actividad decidieron no participar del certamen.

En diálogo con El Diario Sur, el presidente del club, Juanchi Marini, explicó la posición de la comisión directiva: “Nosotros queremos que ellas jueguen en la Liga  Metropolitana, que es donde quieren estar. Pero recibimos advertencias oficiales de la Federación de la Provincia y de la Asociación de Esteban Echeverría que nos dicen que si ellas se pasan, todo el básquet de la institución puede ser inhabilitado, lo que en principio perjudicaría al masculino que se quedaría sin jugar”.

Es que desde el básquet masculino del Depo manifiestan que están conformes con la liga de Echeverría y no tienen intenciones de cambiarse a la Metropolitana. Por eso, ante un eventual pase “de prepo” del femenino, los perjudicados podrían ser los jugadores varones, que en total son alrededor de 90. “Desde la liga nos dicen que si las chicas se van, los pueden suspender a ellos, lo cual no nos parece justo. Entendemos el deseo del femenino, pero eso no puede perjudicar a los demás”, comentó Pedro Pré, integrante de la comisión directiva desde hace 18 años.

Desde la otra facción, los padres de las jugadoras se negaron a explicar su posición ante este diario. Según supo El Diario Sur, tienen intenciones de resolver el problema por vías judiciales. 

Otro de los personajes importantes en la novela del Depo es Martín Izurieta, el presidente de la Asociación de Esteban Echeverría, que es la entidad a la que pertenece el club y que no autoriza el pase del femenino. “Yo tuve más de diez reuniones con los dirigentes de San Vicente. Y les advertí que si el femenino se iba sin permiso, la federación de la provincia los iba a ejecutar a nivel club, no solo el femenino. La CABB toma a los clubes enteros, no como ramas. Y si una de las partes se va e incumple una normativa, entonces pueden pedir la desafiliación del club en cualquier torneo y que se queden sin ninguna competencia”, afirmó Izurieta.

¿Pero por qué se da la negativa de la asociación a autorizar el pase? “Porque hay un robo sistemático de clubes a la federación de provincia por parte de la federación de capital. La Metropolitana se los lleva con la promesa de que es más competitivo, y en eso saltean todos los permisos”, sostuvo Izurieta.

Algunos clubes del conurbano, en los últimos años, ante las inestabilidades de las ligas, decidieron pasarse a la Metropolitana. En el caso de la asociación de Echeverría, pasó por malos momentos institucionales en años anteriores atribuidos a “malas gestiones”, y su recientemente formada liga de femenino cuenta con menos de 15 clubes. Es por eso que el grupo de representantes de las chicas del Deportivo la consideró poco competitiva.

“Hay clubes como Colón, Aldo Bonzi, Cooperarios, Villegas y Villa España que pasaron a la Metropolitana sin que la provincia les firme ningún pase. Están jugando en la ilegalidad”, reconoció Izurieta. La diferencia de esos clubes con el de San Vicente es que pasaron al masculino y femenino juntos, y en un período “anárquico” a nivel institucional, por lo que todavía no llegaron a recibir sanciones. La pelea de fondo entre las federaciones es por dinero: cada jugador paga una cuota, lo que en grandes cantidades se convierte en sumas importantes.

Martín Izurieta – Presidente de la Asociación de Básquet de Esteban Echeverría

“En un principio, en una gestión que hizo el entrenador Maxi Piana en forma personal, el Deportivo perdió la votación para tener la autorización para irse a la Liga Metropolitana por amplia mayoría, porque lo pidieron de mala manera. Pero estamos dispuestos a negociar y a darles la autorización por un año, siguiendo los pasos que corresponden, y después ir renovándola”.

Juanchi Marini – Presidente del Club Deportivo

Nosotros queremos que ellas jueguen en la Liga  Metropolitana, que es donde quieren estar. Pero recibimos advertencias oficiales de la Federación de la Provincia y de la Asociación de Esteban Echeverría que nos dicen que si ellas se pasan, todo el básquet de la institución puede ser inhabilitado

Creemos que la salida es negociar desde adentro. Queremos que las chicas vuelvan a competir en la liga de Echeverría y así poder acordar el pase a la Metropolitana”.

Comentarios