Nuevas autoridades

Graciela Biscaldi fue elegida presidenta del Concejo Deliberante

En la sesión preparatoria, la flamante concejal de Cambiemos fue designada de forma unánime por su pares para presidir el cuerpo. Claudia Ramos, del Frente para la Victoria, será la vicepresidenta primera, y Juan Montalvo, del Frente Renovador, ocupará la Vicepresidencia Segunda.
miércoles, 09 de diciembre de 2015 · 17:25

El Honorable Concejo Deliberante de San Vicente eligió sus autoridades en la sesión preparatoria de hoy, y la concejal por Cambiemos Graciela Biscaldi, que había encabezado la lista de Mauricio Gómez, fue elegida de formar unánime por el resto de los ediles para presidir el cuerpo legislativo local.

Además, la concejal del Frente para la Victoria Claudia "Choco” Ramos fue electa, también por unanimidad, para ocupar la Vicepresidencia Primera del Concejo, y Juan Montalvo, el primer concejal del ex candidato por el Frente Renovador Roberto Vázquez, fue designado vicepresidente segundo.

La sesión estuvo presidida por la propia Biscaldi, por ser la concejal entrante de mayor edad –tal como indica el reglamento-, y el secretario fue Andrés Lorusso, del Frente para la Victoria, por ser el más joven.

También participaron los flamantes concejales de Cambiemos, Graciela Bustamante y "Beto” Armirotti, y los del Frente Renovador: el arcurista reelecto Gastón Lodigiani, y la del sector de Vázquez Adriana Boccalandro. Por el Frente para la Victoria, además de Lorusso y Ramos, estuvo el referente de Nuevo Encuentro Jorge Massatti –los tres ingresaron por la lista de Diego "Chapu” Barralle.

Asimismo, los concejales que fueron elegidos en 2013 y que tienen mandato hasta 2015, también estuvieron presentes en la sesión. Son los del Frente para la Victoria que responden al ex intendente Daniel Di Sabatino –Lucas Di Sabatino, Paula Pereyra y Nicolás Mantegazza-, los del Renovador Renovador –los arcuristas Juan Mechura y Silvia Fernández, y el independiente Juan Rioyo-, los del Frente Renovador Auténtico –Julio Goya y Gerardo Lemes-, y el del Frente Progresista Cívico y Social, el socialista Carlos Laguzzi.

El color

Como espectadores, en la primera fila del recinto estuvieron el intendente Mauricio Gómez, junto a su esposa y miembros de su familia, y también algunos de sus principales colaboradores, como el jefe de Gabinete Federico Cantó y el secretario de Gobierno Alejandro Magnetti, quien sorprendió con un impecable saco violeta.

En la previa de la sesión, con el correr de los minutos la parte superior del Concejo Deliberante se fue llenando de gente. Hacia un lado se colocaron los militantes de La Cámpora, que con un gran despliegue de banderas y cánticos, se apostaron para presenciar su llegada oficial a la escena política local. "Estamos haciéndole el aguante a ‘la Choco’”, le contaba a El Diario San Vicente uno de los militantes. ‘La Choco’ es Claudia Ramos, hermana del mítico Esteban ‘Gato’ Ramos, hombre fuerte de la agrupación en el Distrito, que en un momento subió a "agitar” con sus compañeros. Y así pasaron algunos de los hits de "los pibes para la liberación”, desde "Vengo bancando este proyecto”, hasta otros algo subidos de tono, con insultos contra los partidos que integran Cambiemos.

Del otro lado, algo atónitos ante el espectáculo camporista, observaban los numerosos integrantes del espacio de Gómez, con una sobria bandera de la Juventud Radical – que celebraba su vuelta al Concejo- y otra de Cambiemos. También hubo militantes de Vázquez festejando la asunción de Montalvo y Boccalandro.

Las negociaciones

El miércoles, la sesión había sido convocada para las diez de la mañana, pero los concejales recién bajaron al recinto pasado el mediodía, luego de una larga negociación de más de dos horas para designar a las autoridades del Concejo durante los primeros dos años de la gestión de Gómez.

Según pudo saber El Diario San Vicente, Cambiemos propuso desde un primer momento a Biscaldi, para que, tal como se hace tradicionalmente, la Presidencia del Concejo sea de la misma línea que el Ejecutivo.

Sin embargo, desde otros sectores intentaron, sin éxito, con otros nombres. Tal fue el caso de Vázquez, que había pretendido que "Beto” Amirotti –un hombre de PRO afín a su espacio- fuera electo para presidir el cuerpo, aunque no logró el consenso necesario.

Y, a contrarreloj, también existió un acuerdo entre el disabatinismo y el arcurismo para colocar a la escribana Silvia Fernández como presidenta. Y desde ambos sectores aseguraban tener el apoyo de Barralle, pero la negativa del independiente Rioyo hizo que no pudieran juntar los diez votos necesarios para erigir a Fernández, y entonces la negociación quedó en la nada.

Así, el disabatinismo y el arcurismo finalmente se quedaron sin ninguna autoridad propia y tampoco lograron participación en las secretarías del Concejo. Todo resultó en manos de los espacios que se impusieron en sus internas en las PASO.

Comentarios

Otras Noticias