SAN VICENTE

Sergio Massa visitó Alejandro Korn en plena campaña

El líder del Frente Renovador y precandidato a Presidente encabezó una caravana por el barrio Santa Ana y se acercó a vecinos y militantes. Estuvo acompañado por sus candidatos en el distrito.
jueves, 16 de abril de 2015 · 08:40

El Diputado Nacional y precandidato a Presidente por el Frente Renovador, Sergio Massa, visitó ayer, en un típico acto de campaña, el barrio Santa Ana, de Alejandro Korn. En una recorrida comenzada a las 17 horas en la que primó el contacto con la militancia, el ex intendente de Tigre estuvo acompañado por el precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Dario Giustozzi, y por los tres precandidatos a intendente del Frente Renovador en San Vicente: Roberto Vázquez, Julio Goya y Marcelo Padró.

Fiel a su estilo, a bordo de un colectivo acondicionado para la campaña desde el que pudo saludar a su militancia e interactuar con ella, Sergio Massa recorrió, por aproximadamente una hora, la Plaza Santa Ana, de Alejandro Korn.

En diálogo con los medios, el líder del Frente Renovador recalcó el conflicto de la inseguridad y aseguró que "como Presidente me voy a ocupar personalmente de la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico. No voy a barrer la mugre debajo de la alfombra ni negar el problema; al contrario: voy a enfrentarlo con coraje y decisión”.

Ante el clamor de los vecinos y militantes, que lo saludaban y le pedían fotos, Sergio Massa explicó: "es muy gratificante ver cómo nos acompaña la gente en cada caminata o recorrida que hacemos. Quiero agradecerles a todos por acompañarnos hoy. La gente nos agradece que no nos vea sólo por la televisión; agradece que tomamos contacto, los escuchamos, extendemos la mano, damos un beso y recibimos una carta en su propio barrio. Allí nos plantean sus principales problemas y es en este sentido que la Argentina no puede seguir negando la inseguridad, diciendo que es marketing o sensación cuando la vida vale un par de zapatillas o un celular. Hoy somos rehenes de los delincuentes y los argentinos estamos en una lista de espera por falta de coraje para enfrentar los problemas".

Si bien los ánimos estaban algo caldeados, dadas las disputas entre las tres facciones del Frente Renovador sanvicentino por posicionarse en la plaza y desplegar sus carteles y pasacalles, las hipótesis de conflicto se disiparon con la llegada de Massa, quien la semana pasada habría enviado a Graciela Camaño a que medie entre las tres fuerzas locales.

Arriba del micro massista la convivencia entre los candidatos enfrentados era ejemplar: Marcelo Padró, Julio Goya y Roberto Vázquez se turnaban para posar junto al ex intendente de Tigre y arengar a sus militantes, que vitoreaban a Massa cual estrella de rock. Otro de los aclamados fue Darío Giustozzi, quien, mate en mano y con prolífica sonrisa de campaña, disfrutaba los beneficios de haber aportado al acto un gran número de militantes que vestían chalecos de Roberto Vázquez, su candidato en el distrito. También se encontraban arriba del colectivo otros referentes locales, como el veterano dirigente duhaldista Antonio Arcuri, quien apoya la candidatura de Padró.

Por fuera de las disputas vernáculas, un feedback de euforia se producía entre el enérgico Massa y la militancia. El ex jefe de gabinete se movía por todo el frente del colectivo y, cada menos de 5 minutos, cuando algún vecino lo conmovía, hacía detener el vehículo para bajarse y poder tomar contacto directo. No faltaron los bebés en brazos ni la selfies, tampoco los bombos y la pirotecnia.

Una escena curiosa se produjo cuando el chofer del autobús massista, algo extenuado quizá, decidió aumentar levemente la velocidad. En ese momento se pudo ver a un Massa enojado, que reaccionó golpeando el techo del micro y lanzando algún insulto para ordenar al conductor retomar la marcha normal.

En la competencia de los candidatos locales por recibir a Massa con mayor cantidad de militantes propios, el ganador fue claramente Roberto Vázquez, quien contó con la inestimable ayuda de su jefe político Darío Giustozzi. Por su parte, el arcurismo presentó una modesta cantidad de fieles que de todas maneras hicieron sentir su apoyo a Marcelo Padró. El parcialmente derrotado quizá haya sido Julio Goya, quien sintió la falta de gente cuando compartió su momento de exclusividad arriba del micro con Massa y el público se mantuvo mayormente indiferente.

El acto massista dejó una perla para la contienda local: durante buena parte del recorrido del micro alrededor de la plaza, se escuchó a un grupo de mujeres adolescentes cantar: "se siente, se siente/Massa intendente”. Las adolescentes llevaban puestas remeras de Julio Goya. ¿El Doctor realmente mantiene tan mal informada a su militancia? ¿O el cántico fallido fue una diablura de algún arcurista pícaro?

La caravana, que antes había pasado por Presidente Perón, finalizó alrededor de las 18 horas cuando Massa cambió el autobús por una camioneta. Entre bocinazos y jingles partidarios, la desconcentración se dio en forma relativamente ordenada.

Sobre el final, consultado por los medios acerca de la presentación de las casi tres millones de firmas contra la candidatura oficialista de Roberto Carlés a Ministro de la Corte Suprema, Massa desplegó su discurso en materia de derecho penal: "necesitamos a la Justicia acompañando. La Argentina no soporta la lógica del delincuente entrando y saliendo por la misma puerta. Hoy estamos conmovidos: vemos los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires parados por falta de seguridad de los médicos, en Mar del Plata roban un negocio y prenden fuego a alguien, y vemos que en la Villa 1-11-14 se matan a tiros por la droga. Vemos que la Argentina se baña de sangre y luto y muchos gobernantes meten la cabeza como el avestruz".

Comentarios