San Vicente

Se creará la bandera de San Vicente y un registro de cuidadores de ancianos

El Concejo Deliberante aprobó la iniciativa de Mauricio Gómez de formar el estandarte local, y trató otros 40 proyectos. Pedidos de obras al Municipio y fuertes discusiones por el Factor de Ocupación del Suelo.
miércoles, 18 de mayo de 2016 · 15:56

El Concejo Deliberante de San Vicente sesionó el último lunes y trató más de 40 proyectos, entre los que predominaron los reclamos para que el Municipio repare calles, el apoyo al programa de "Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles del Bicentenario”, y la creación de un registro público de cuidadores domiciliarios de adultos mayores. También hubo una fuerte discusión entre los ediles Roberto "Beto” Armirotti, de Cambiemos, y Silvia Fernández, del arcurismo.

En una jornada extensa, que arrancó pasadas las 19 y se extendió hasta las 23, los concejales sesionaron ante una gran concurrencia, compuesta por los padres y alumnos de las orquestas infantiles, y los allegados de la joven escritora sanvicentina Camila Samanta Paterek, cuya ópera prima, el libro de poemas "Vení que te cuento el mundo como yo lo veo”, fue declarada de interés legislativo y cultural, con el aval de todos los ediles.

Tras la iniciativa del intendente Mauricio Gómez, quedó aprobada la ordenanza para crear una bandera para San Vicente, en cuyo diseño estarán involucradas las escuelas y las instituciones intermedias. Además, se dispuso que la primera sesión del Concejo en el mes de julio se realice en el Centro Comunal de Alejandro Korn.

Otra de las legislaciones destacadas fue la que impuso la creación del registro de cuidadores de ancianos, trabajado desde el Frente Renovador. Esa ordenanza establece que el Municipio se encargará de interconectar a los trabajadores con los adultos mayores que requieran de sus servicios, a la vez que se controle que lleven adelante una tarea beneficiosa para los abuelos.

En el recinto otra vez predominaron las largas y estériles discusiones acerca del panorama nacional. Lucas Di Sabatino (FPV-PJ) y Armirotti –a un lado y al otro de "la grieta”, respectivamente- volvieron a ser los principales contendientes de un agotador e inconducente espectáculo politiquero. En esta ocasión, las diferencias pasaron por el pronunciamiento en contra de los aumentos en las tarifas de la energía eléctrica y del agua. Y también por el apoyo al proyecto de ley de la diputada Elisa Carrio que propone beneficios en el pago del transporte para los trabajadores.

Sin embargo, el punto más picante de la noche apareció cerca del final. Armirotti propuso cambiar el Factor de Ocupación del Suelo (FOS) en una zona rural cercana a Domselaar, con el objeto de que allí se pueda instalar una empresa dedicada a la fabricación de alimento balanceado. El proyecto pedía que se autorice a esa firma a utilizar el 60 % del terreno, en lugar del 20 % permitido actualmente. Pero rápidamente la escribana Fernández salió al cruce del referente de PRO, y alegó: "No se puede tratar un tema tan importante como el FOS a las apuradas, con un proyecto de cuatro renglones, hecho así nomás. Y menos establecer una norma general por un caso particular, como el de esta empresa. Es muy desprolijo”. Finalmente, la iniciativa será evaluada por la Comisión de Hacienda y Legislación.

Entre los reclamos que el Cuerpo realizó al Ejecutivo Municipal, se destacaron los pedidos de mejoras en el acceso a la Escuela Rural Nº 7, la instalación de refugios para esperar colectivos sobre la avenida Rivadavia, los cambios en luminarias y la poda de árboles en distintos puntos del distrito. También se solicitaron cámaras de seguridad para el tramo de la avenida Sarmiento comprendido entre Rodolfo Walsh y la Ruta 6, y señales de tránsito y controles en las inmediaciones de la Escuela Nº 5.

La presidenta del Cuerpo, Graciela Biscaldi, estuvo ausente en la sesión por un problema de salud, por lo que fue reemplazada por la vicepresidenta Claudia "la Choco” Ramos, de La Cámpora. Juan Montalvo, del Frente Renovador, también pegó el faltazó.

 

El apoyo a las orquestas infantiles

Una de las notas de color de la sesión del último lunes la dio la presencia de los integrantes, padres y docentes del programa de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles del Bicentenario. Los concejales declararon a la actividad de interés legislativo, cultural y educativo para la comunidad, y le dieron su apoyo al proyecto, que fue puesto en marcha por el kirchnerismo cuatro años atrás, y cuya continuidad ahora está en duda, tras la llegada de Cambiemos.

En el recinto, la alumna Ona Montoya tocó el oboe ante los ediles, y también habló el director del programa en San Vicente, Darío Díaz, quien remarcó la gran inclusión social que provocan los coros y orquestas. "Realmente es un proyecto muy trascendente, en el que vemos sentirse cómodos y acompañados a chicos a los que en la escuela les cuesta adaptarse. Y sentimos que con el paso del tiempo cambian hábitos, que aprenden a trabajar en equipo. Tenemos 140 chicos que pueden expresarse y decir lo que les pasa. Y hay un vínculo, una idea de comunidad, con una familia detrás. Si este programa se suspende muchas cosas quedarían en el aire y se corre el riesgo de que la mayoría de los estudiantes no pueda volver a tomar clases de música”, afirmó Díaz.

 

Comentarios

Otras Noticias