Hospital Ramón Carrillo

Las urgencias en la guardia del hospital

El Diario San Vicente dialogó con la directora del Hospital Doctor Ramón Carrillo sobre las principales causas que llevan a los sanvicentinos a la guardia de urgencias. Situación actual y estadísticas del principal centro de salud del distrito.
domingo, 07 de junio de 2015 · 20:44

El Hospital Doctor Ramón Carrillo de San Vicente recibe en su guardia de urgencias un promedio de 250 pacientes por día. El Diario San Vicente dialogó con la doctora Jessica Derisio, directora del Hospital, quien compartió estadísticas sobre las causas que llevan a los sanvicentinos a recibir atención de urgencia y, además, se explayó sobre el funcionamiento y la situación actual del centro de salud más importante del distrito.

"La guardia del hospital es para urgencias y emergencias –explicó Derisio-. Pero muchas veces está mal utilizada porque se hacen consultas que deberían hacerse por consultorios externos. Es por eso que las guardias están abarrotadas de gente y no hay posibilidades de cubrir en tiempo y en forma la demanda. La gente se queja de que espera mucho pero eso pasa porque hay mucha otra gente que está en la guardia pero que en realidad debería haber consultado por consultorio externo”.

"Lo que pasa es que es más fácil ir a cualquier hora a la guardia en vez de ir al médico que corresponde, sacando turno. Ese es un mal hábito que tenemos que erradicar”, afirmó la doctora y aseguró que todas las especialidades del hospital local (traumatología, ginecología, clínica médica, alto riesgo, obstetricia, pediatría) ofrecen aproximadamente 90 turnos por semana, que suelen ser cubiertos en su totalidad.

En cuanto a la mecánica para pedir un turno en algún consultorio externo, Derisio destacó la utilidad del call center del hospital, aunque admitió que a veces puede presentar dificultades para comunicarse. "Solamente hay que tener un poco de paciencia”, subrayó.

Consultada por las particularidades que presenta San Vicente en cuanto a emergencias hospitalarias, Derisio apuntó: "Estamos en una zona de rutas, así que hay muchos accidentes automovilísticos”. Según la doctora, los accidentes de tránsito que se producen en el distrito revisten cada vez mayor gravedad. Por eso es que, en la mayoría de los casos, los pacientes que llegan al hospital por estas causas mueren o deben ser trasladados a otro centro de salud por presentar cuadros de alta complejidad.

"Estamos teniendo consecuencias gravísimas por no usar casco –remarcó Derisio-. Cuando existe un politraumatismo ocasionado en un accidente de motos, tendríamos que dejar de decirle accidente; porque un accidente es algo que se puede prevenir. En cambio, si alguien va sin casco, en una moto que no está en condiciones, con auriculares puestos o sin las luces… Lo más probable es que choque”. La estadística que expone Derisio sobre el tópico de los accidentes en motocicletas es escalofriante: un 70 % de los accidentados arrastra secuelas graves. De ese 70 %, más de la mitad muere.

Sobre las problemáticas relacionadas a toxicología que aparecen en el hospital, la directora describió: "Más que nada lo que se ven son pacientes alcoholizados, que exhiben los efectos secundarios de la intoxicación alcohólica: o los trae la Policía o los amigos en un coma alcohólico o llegan directamente accidentados por conducir en estado de ebriedad”. "Los problemas con alcohol que estamos teniendo son en menores de 30 años”, puntualizó Derisio y agregó: "Durante los fines de semana del verano llegamos a recibir entre 10 y 25 personas alcoholizadas”.

En cuanto a los pacientes que llegan a la guardia por haber sido heridos en algún tipo de enfrentamiento violento, Derisio indicó: "Heridos de bala o de arma blanca tenemos todos los fines de semana. Si bien la creencia de la gente apunta a la inseguridad. La realidad es que la mayoría de los heridos de arma no tienen que ver con inseguridad sino con riñas que generalmente son familiares”.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Otras Noticias