SAN VICENTE - MÚSICA

Adestiempo suena cada vez más fuerte

La banda local sigue dando que hablar. Además de presentarse por primera vez en la Fiesta de la Mozzarella, realizarán un evento solidario para recaudar alimentos que posteriormente serán donados.
viernes, 26 de diciembre de 2014 · 11:06

San Vicente tiene variados representantes de la música local. Además de rock también hay cumbia y fiesta.

Ellos proponen una estética distinta desde el escenario, que ayudan a crear el clima acorde para sus presentaciones.

Hace casi una década que la banda suena y suena. Este 2014 sin dudas que dejará varios frutos para cosechar. Uno de los momentos sublimes sin dudas fue la obtención del primer puesto en el concurso de bandas organizado por la Fundación Renovando San Vicente, en donde compitieron varios artistas locales. Ese logro les otorgó, además de dinero en efectivo, el pase directo a tocar en la EXPOTigre que organiza Sergio Massa en su distrito.

Con respecto a las sensaciones que el premio es trajo a todos, coincidieron "ese día arrancamos 18.30hs, hubo mucha buena onda y muchos conocidos de la música, de haber tocado en otros lugares”. Además agregan de la mística que las bandas under comparten "nos prestamos equipo y la verdad fue bastante cordial el trato entre todos. La organización estuvo buena, nos trataron re bien, nos dieron todo lo que nos habían dicho. La Sociedad Italiana es muy linda para tocar y lo disfrutamos bastante”.

Por su parte, el baterista del grupo, Jorge Damiano aclara: "fue algo lindo aunque a mí no me convence la competencia, pero sentís que reconocen tu trabajo, los ensayos, las ganas que uno le pone, salir a tocar, que es todo un movimiento y esto es un reconocimiento que te dan, es lindo que un jurado diga que es el mejor grupo”.

-¿Cómo se animaron a participar del concurso? A mí me apareció en internet y se lo pasé a Marcos, que es el bajista, que siempre averigua todo. Al percusionista por otro lado también le habían dicho y empezamos mandando un mail, con algunos temas y quedamos seleccionados.

Agustín Alonso se anima a hacer memoria y revela cómo se inició la banda: "hace ocho años empezamos con Adestiempo y fuimos variando un poco. Por ejemplo el guitarrista de aquel momento ya no está más con nosotros, Rocío, la cantante, está hace dos años”.

"La idea arrancó todo en la casa de uno de los chicos, del Gordo Damiano. Tiró la idea el guitarrista y arrancó con eso y empezamos a darle, cada uno con su instrumento y ahí arrancamos con los ensayos”, recuerda el cantante.

Por su parte, el baterista también hace memoria y viaja hace quince años atrás, cuando se inició con su instrumento. "Yo soy el más grande, hace quince años que toco la bata. Y más o menos arranqué a los trece porque tengo un hermano más grande que también toca. Me llamaba la atención y él me fue enseñando. Ahora estudio también, aunque todo como hobbie”.

"Los chicos tocaban y ensayaban en mi casa con mi hermano y cuando él decide dejar la banda, me lo proponen a mí y dije que sí. Como éramos casi amigos, congeniamos bastante bien”, analiza Jorge.

-¿Cómo surgió el nombre ADESTIEMPO? Eso fue más de los chicos, creo que porque les costaba un poquito cuando recién empezaron a practicar. Cada uno con un instrumento era medio complicado, se iban un poco de tiempo, entonces uno tiró ese nombre y quedó.

Los integrantes de este equipo musical son nada más y nada menos que ocho. Por lo tanto, coincidir para ensayar es un pequeño problema. Para resolverlo, debieron adoptar los "viernes a la noche. Es bastante complicado porque somos ocho y los horarios nos matan un poco. Ensayamos tipo 22.00 porque muchos laburamos en capital y tenemos dos horas de viaje y se hace difícil”.

La otra pata de esta mesa es el amigo y manager del grupo, Matías Mier, que nos cuenta cómo arrancó a trabajar con los chicos en esta movida.

"Yo estoy hace más o menos un año. Yo trabajo en boliches pasando música, entonces les empecé a buscar fechas que tenía en cumpleaños de quince y casamientos, y un día les ofrecí, sin problema, y que no les cobraba nada porque son amigos y ahí empezamos”, recuerda.

"En un primer momento ellos eran rock y ska y no iban mucho a las fiestas. Después cambiaron a cumbia, la gente al verlos los llamaba y una cosa llevó a la otra”. Ahora tienen varias presentaciones por delante y dichos compromisos no traen más que satisfacciones.

Comentarios