Pequeñas anécdotas sobre las instituciones

Pasión y acción por el Verdiblanco

Charlamos con la Subcomisión de Jóvenes del Social de Alejandro Korn. La historia del grupo de chicos que se puso al frente del club y que mira para adelante.
lunes, 19 de octubre de 2015 · 17:31

Nunca les hicieron una entrevista y están un poco nerviosos. Al principio, hablan un poco tensos, pero a medida que transcurre la charla con El Diario San Vicente empiezan a soltarse hasta llegar a un punto en el que no importa bien quién dice cada cosa. Lanzan ideas y definiciones, una atrás de la otra, y entre todas ellas se va delineando un sentido general.

Son los integrantes de la Subcomisión de Jóvenes del Club Social de Alejandro Korn, un grupo de chicos y chicas de entre 21 y 28 años que desde hace algún tiempo se hicieron cargo de buena parte de la gestión de la institución. Por caso, el presidente del club, Israel Caire, que está en su cargo desde 2013, es uno de los mentores de la "Juventud Verdiblanca”, como ellos se denominan.

"Empezamos hace cinco años como una agrupación que le quería dar una mano al club, porque lo veíamos muy deteriorado, entonces nos juntamos para ver cómo podíamos cambiar un poco las cosas”, explica Alejandro "Rana” Pessag y su novia, la presidenta de la subcomisión, Marilina López Banegas, agrega: "Todos nosotros nos criamos en el club y tenemos un sentimiento muy grande, por eso nos fuimos metiendo”.

Darío Correa, otro de los integrantes, rememora: "El primer proyecto que tuvimos fue el de la cancha de 11, que había estado cerrada por nueve años y que estaba totalmente descuidada y desaprovechada, sin actividades. Entonces nos propusimos acomodar el espacio y reabrir la actividad. Hicimos pasacalles, empapelamos todo el pueblo y ahí empezaron a caer pibes. Y hoy por hoy tenemos una actividad con más de cien jugadores y que camina sola con los padres de los chicos”.

Como característica del grupo de jóvenes protagonista en el Club Social se destaca el particular –y ya a esta altura tradicional- modo de recaudar fondos para la institución: la organización de fiestas y eventos. "Nuestra metodología para ganar dinero principalmente es hacer fiestas. Vamos juntando plata y de ahí vemos en donde invertirla”, cuentan las hermanas Ana Clara y Daiana Bordón, a las que luego, cuando termine de entrenar con la Primera de básquet femenino, se sumará la menor, Julieta.

Diego Altomonte, el mayor del grupo, añade: "El logro máximo de este último tiempo fue cambiar el piso y el techo de la cancha dos, que es un espacio que se usa muchísimo en el club y que estaba bastante complicado. Pudimos solventarlo en un 90 por ciento con plata de esta subcomisión”.

"Después colaboramos en todo lo que sea necesario para las diferentes actividades. Económicamente, pero sobre todo con tiempo y trabajo”, coinciden.

Sobre el final de la charla aparece en escena el presidente Israel Caire, que reflexiona sobre la situación social del club: "Hoy Alejandro Korn tiene una realidad compleja: se calcula que está ingresando una familia por semana a la localidad. Entonces, ese pueblo en el que nacimos nosotros ya no existe más. Y el club se tiene que acoplar a esa realidad y cambiar el eje para adaptarse. No hay que encasillarse en la idea de que esto es para pocos, sino abrirnos, incluir y dar participación a todo el mundo”.

 

Comentarios

Otras Noticias