El Volcador, donde la tradición vive

Con 61 años de trayectoria, la entidad gauchesca insignia de San Vicente está más vital que nunca. Las peñas, el folklore, los ballets, las bochas y las cartas. Una recorrida por lo más profundo de nuestras raíces.
sábado, 07 de noviembre de 2015 · 11:08

Es martes por la tarde y el Centro Tradicionalista el Volcador está en plena actividad. En la cancha de bochas, unos quince hombres –de entre 20 y 75 años- desafían la puntería y la precisión mientras disfrutan de un trago. Algunos metros hacia un costado, adentro del buffet –o la cantina, como todos la llaman-, las mesas están ocupadas por grupos de señores y señoras que juegan a las cartas. Otros, sin naipes, simplemente se dedican a charlar, con la compañía infaltable de algún vaso de vino o cerveza. Y atravesando la puerta principal hay más: en el espacioso salón, el ballet folklórico a cargo de la profesora Paula Cupellino ensaya una zamba; son casi todas mujeres y de las más variadas edades.

Esa es la pintura de pluralidad y tradición que ofrece "el Volcador”, una institución que desde la humildad se mantiene vital y activa, y con casi 500 socios que participan y aprovechan sus instalaciones para volver a las raíces y compartir entre pares. "Nosotros convocamos a todos el mundo, para compartir ‘lo nuestro’”, define el presidente de la entidad, Félix Aguilera.

Con todo, el punto más fuerte del "Volca” aparece los fines de semana, cuando se realizan las típicas peñas, en las que se presentan grupos de música y ballets folklóricos de toda la región y también de renombre provincial. "El Volcador es uno de los centros más importantes a nivel cultural, porque es un semillero para las disciplinas del arte folklórico. Todos los cantores y bailarines nuevos, que recién están comenzando o que ya están camino a consagrarse, pasan por la institución para mostrar lo que hacen y expresarse”, comenta con orgullo Aguilera, de 56 años.

Además de su valor artístico, las peñas presentan una característica llamativa: en ellas confluyen familias enteras y gente de todas las edades, con una remarcada presencia de jóvenes de entre 20 y 35 años. "Con las fiestas de los fines de semana se general el efecto dominó de la familia tradicionalista, porque con los ballets también viene todo el grupo familiar que acompaña a cada bailarín, entonces se unen todos para apreciar la expresión de sus hijos, y eso es muy importante”, asegura el dirigente tradicionalista.

Acerca de la función social que cumple el Volcador dentro de San Vicente, Aguilera no duda: "Creo que hoy se les está dando una contención muy importante a los jóvenes –aunque también a la gente grande-, para que puedan expresar su arte, tener su lugar para bailar. Tenemos dos ballets que los están acobijando”. Y agrega: "También para los socios este es un lugar muy importante, para que puedan venir a jugar a las cartas, a las bochas… a tomar algo y a divertirse, como corresponde”.

Para Aguilera, el "Volca” aporta como valor agregado a la comunidad "el hecho de que convoca a las demás instituciones y siempre trata de trabajar en conjunto. Con el Rotary Club, por ejemplo, entregamos el año pasado reconocimientos a los mejores alumnos del Distrito. Y también compartimos todo tipo de actividades con el Club Argentino de Servicios, la Sociedad Rural, la Sociedad Española, la Sociedad Italiana y los centros de jubilados”. "Nosotros siempre queremos estar presentes y transmitir el mensaje de que tenemos que estar todos unidos para trabajar por el bien común”, remarca el presidente.

Como toda institución, el Volcador tiene una historia que roza el mito. Según cuentan algunos memoriosos, el centro, que fue fundado el 11 de noviembre de 1954, toma su nombre por sus peculiares pioneros: un grupo de paisanos que competían en carreras de sortijas frente a la actual sede social de la entidad, y que solían sentarse en un tronco. Pero como solían tomar "bastantes copetines”, era frecuenta que se cayeran del tronco, es decir, que "volcaran”. Y de ese verbo toma su nombre El Volcador.

Consultados por El Diario San Vicente, desde la cantina del club aseguran que, poco a poco, el vino pierde su histórica predominancia como bebida más elegida y empieza a compartir su trono con la cerveza. "Antes todo el mundo era sólo del vino, y la cerveza los fines de semana. Ahora se toma cerveza todos los días”, cuenta el tesorero de la institución, Bernardo Camacho.

Para seguir adelante con su día a día, El Volcador cuenta con una comisión directiva que empeña tiempo y trabajo en pos de la institución. Entre ellos se destaca el trabajo de los jóvenes Rodrigo Di Leo y Micaela García, y de Juan Pablo Adrían, Norma Farías y Norma Fillia.


 

 

La fiesta aniversario

El próximo sábado 14 de noviembre el Centro Tradicionalista El Volcador festejará su aniversario 61 con una cena show en su sede social de Bernardo de Yrigoyen 122 en San Vicente, a la que está invitada toda la comunidad. Como plato fuerte de la velada, que comenzará a las 20.30, se presentará el reconocido ‘Grupo Amanecer’. Y el menú, como no podía ser de otra manera, estará protagonizado por una prometedora vaquillona al asador, más pollos, guarniciones y postre. El costo de las entradas, que se pueden retirar en la institución, es de $ 150 para los mayores y de $ 50 para los menores de 12 a 16 años. Los comensales deben llevar cubiertos y, con el ingreso, podrán participar de importantes sorteos.Manuel Nieto

Comentarios

Otras Noticias