SAN VICENTE

Un pescador de Domselaar murió por Leptospirosis

El pasado viernes, tras más de 40 días internado en terapia intensiva, Jorge Drago falleció debido a una bacteria llamada Leptospirosis, que habría contraído en el arroyo de la localidad cuando fue a pescar a fines de diciembre.
miércoles, 25 de febrero de 2015 · 09:25

Jorge Drago se acercó a fines de diciembre al arroyo San Carlos, en la localidad de Domselaar, para pescar; una práctica que llevaba a cabo habitualmente y que le agradaba. No obstante, ese día, sin saberlo, contrajo de las aguas contaminadas del mismo una bacteria llamada Leptospirosis que lo llevó a la muerte a sus 48 años.

"El 28, 29 fue a pescar a la mañana temprano al arroyo. Después de las fiestas, el 2, 3 de enero, ya se empezó a sentir mal; como si tuviera una lumbalgia y con vómitos, diarrea, el pis muy oscuro y el domingo a la madrugada le dio un paro respiratorio”, recuerda su mujer, Patricia Cafiero.

Ni bien comenzó con los síntomas, su familia decidió llevarlo al hospital municipal, Dr. Ramón Carrillo. "Fue atendido en el hospital de San Vicente, le sacaron una placa y le dieron diclofenac. Él tenía hernia de disco y le dijeron que era solo eso. Lo tuvieron 5 horas en silla de ruedas paseando por el hospital para sacarle 3 placas en donde no se veía nada”, denuncia Patricia.

"Después de eso, al darle tanto diclofenac le taparon la bacteria y empezó a sentirse cada vez peor y peor hasta que lo llevamos a Brandsen y ahí ya era tarde porque la bacteria ya había tomado todos los órganos”, añadió. "Después de eso ya estuvo más de 40 días en terapia y después le falló el corazón y falleció porque no lo pudo soportar”, concluye.

Vecinos del partido desde hace más de 20 años, su familia siente el abandono del municipio. "Ellos tienen que bregar por el bienestar de Domselaar pero nosotros no existimos para ellos”, afirma Patricia.

"Yo no hice ninguna denuncia todavía pero la voy a hacer, porque directa o indirectamente ellos tienen la culpa de lo que le pasó a mi marido. El arroyo es del municipio y las aguas están contaminadas. El día que fue mi marido estaban hasta muertos los pescados”, concluye respecto al estado de las aguas del arroyo local.

Su indignación también abarca al sistema hospitalario, donde le habrían dado un diagnóstico superficial que habría retrasado el tratamiento. "Si le hubieran sacado un análisis de sangre y lo hubiesen tratado como la gente y no como un perro quizá se habrían dado cuenta antes. El médico de San Vicente le dijo que tenía la vértebra inflamada y que estaba a un paso de quedar paralítico”, declaró la mujer del fallecido.

Comentarios

Otras Noticias