SAN VICENTE

Maestros marchan por el mal estado de los colegios

Los docentes de las entidades de educación pública de San Vicente y Alejandro Korn se manifestaron en San Vicente pidiendo mejores condiciones de trabajo, entre ellas seguridad y una infraestructura adecuada. Hoy marcharán nuevamente en la plaza de Alejandro Korn a las 19 horas.
miércoles, 11 de marzo de 2015 · 11:21

 

Al canto de "La escuela es de todos”, docentes, padres y alumnos que concurren a diario a las escuelas públicas del distrito se reunieron en la Plaza de San Vicente para marchar en reclamo de mejores condiciones de trabajo. Los reclamos continuarán hoy a partir de las 19 horas en la plaza de Alejandro Korn.

"Fue una convocatoria de los padres de la escuela Nº1 y nosotros fuimos a apoyarlos, sin ninguna bandera gremial. Nuestra idea era hacer un abrazo simbólico a esa escuela en representación a todas las escuelas estatales y decidimos que eso haríamos hoy en la plaza de Alejandro Korn”, explica Vanina Rodríguez, una de las docentes presente en el reclamo.

Con pancartas pegadas en las paredes, los docentes reclaman sus derechos básicos: estabilidad, remuneración justa acorde a las responsabilidades y jerarquía de las tareas, defensa de sus derechos, condiciones adecuadas de trabajo.

"Hay un reclamo que tiene que ver con lo salarial y después hay un reclamo que tiene que ver con las condiciones de trabajo. Cada año estamos peor. Nuestro aumento no simboliza 20 pesos la hora que recién lo vamos a cobrar en agosto. La maestra también, va a cobrar 7 mil pesos, lo mismo que una auxiliar”, explica Vanina Rodriguez, profesora en escuelas públicas en San Vicente.

También tocan un punto central hoy en día en las escuelas estatales: la violencia. Uno de sus carteles pide "seguridad, basta de agresiones a los docentes”, ya sea por parte de los mismos alumnos como de los padres descontentos con la posición de los maestros o de las escuelas.

Otro de los reclamos centrales se basa en las condiciones físicas de trabajo. "Las escuelas necesitan mantenimiento, los edificios están en decadencia”, establecen. Algunas de ellas no cuentan con los estándares mínimos de higiene en los baños o tienen problemas en sus estructuras que dificultan la tarea del docente y la sensación de confortabilidad en el lugar de enseñanza.

"Las aulas están superpobladas y la solución no es un docente de apoyo”, reclaman. Es así que la población creció a pasos acelerados en los últimos años y "1400 niños de inicial quedaron sin vacantes y otros tantos en primaria”, por lo que solicitan que se respeten los derechos de los niños a recibir una educación por parte del estado.

"Tenemos escuelas públicas con salones chicos, superpoblados. Los chicos están hacinados porque se supone que hay una reglamentación donde está planteado cuanto tiene que tener una habitación por chico. Está superpoblado, no encajan las dimensiones del salón con la cantidad real. Tenemos salones con hasta 53 chicos en una escuela secundaria. ¿Cómo podes dar calidad educativa a 53 alumnos? Después tenés que esperar con mucha surte te desdoblen el curso, puede pasar pero de acá a dos meses, que es algo que tendrían que hacer antes, como corresponde”, explica Vanina. "En un primer grado, ¿cómo haces para trabajar con 45 chicos a los que les tenés que enseñar a leer y escribir cuando en realidad tiene que ser algo personalizado?”, añade.

En consonancia, mediante afiches acotan que existe en el distrito "una sola escuela especial en el distrito con más de 400 alumnos cuando fue creada para alrededor de 90” y que "hace más de 10 años que no se crean escuelas en el distrito y la población crece desmesuradamente”.

"No hay la cantidad suficiente de salones, no se agrandan las escuelas y tampoco se hacen escuelas nuevas. Acá en el distrito de San Vicente hace fácil 15 años que no se hace una escuela. No tenemos la cantidad suficiente de jardines para la cantidad de chicos que hay. Ahora dijeron que es obligatoria salita de 4 pero no hay lugar; hay chicos que entran a primer grado sin haber pasado por preescolar. Se supone que por cada escuela debería haber un jardín de infantes”, añade.

Respecto a los problemas edilicios añade que hay "escuelas donde hay problemas de agua, baños que no tienen mantenimiento y son pocos para la cantidad de chicos que tenés. En los salones no tenés ventiladores ni ventilación como corresponde”. A esto se le suma la problemática de los comedores escolares, que "no funcionan como corresponde porque no mandan la cantidad de alimento que tienen que mandar para la cantidad de matrícula que hay, hay chicos que se quedan afuera del comedor y vos tenés que elegir quienes van. A nosotros en secundaria tenemos una matrícula de 120 chicos y el comedor nos da cupo para 30”,afirma Vanina.

Los reclamos se extienden también más allá de las cuestiones municipales y reclaman "salarios dignos y pagos en tiempo y forma” y que IOMA, la obra social que les toca por su profesión, no les descuente por cada turno que trabajan, así como también que preste un servicio adecuado.

 

Comentarios

Otras Noticias