Lluvias

Lo que el agua nos dejó

Al igual que en el resto de la Provincia, en San Vicente llovieron 250 milímetros en cuatro días. No hubo evacuados pero sí muchos caminos anegados y barrios afectados. Los testimonios de los vecinos afectados y del secretario de Obras Públicas, Juan Carlos Núñez Arias.
viernes, 14 de agosto de 2015 · 15:34

Las fuertes lluvias que afectaron a la Provincia de Buenos Aires y provocaron grandes inundaciones también tuvieron su correlato local, y si bien oficialmente no hubo evacuados, sí fueron muchos los caminos anegados y los barrios –sobre todo periféricos- perjudicados por el agua.

"Se nos inundó todo el patio y el agua brotó adentro de casa por la rejilla del baño –se lamentaba ante El Diario San Vicente Celia, una vecina del barrio Biocca de San Vicente-. El domingo, para ir a votar, salimos como pudimos, pero ya el lunes se hizo imposible y mi nene no pudo ir a la escuela y mi marido perdió el día en el trabajo”. La casa de Celia, ubicada sobre la calle Matheu, a una cuadra de la Plaza Malvinas, fue una de las muchas viviendas del barrio alcanzadas por el agua.

Otro vecino del lugar, que vive sobre la misma calle, comentaba: "Es un desastre, siempre que llueve mucho se nos inunda ésta [por Matheu]. Las zanjas son un chiste y para mí está todo tapado porque tarda muchísimo en desagotar”.

En diálogo con El Diario San Vicente, Juan Carlos Núñez Arias, secretario de Obras Públicas del distrito, explicó que las zonas más afectadas por las precipitaciones fueron barrios de Alejandro Korn: "La parte del fondo del Santa Ana, el Rosedal, Los Hornos, Villa Coll, una partecita de La Esperanza y otra parte muy chiquita de Kilómetro 48”. Además, Núñez Arías reconoció que en San Vicente, el barrio 8 de Octubre –cuyo perímetro marcan las calles Maipú, Almirante Brown, Presidente Perón e Ituzaingó- también fue castigado por las lluvias.

"Las zonas céntricas no se inundaron y acá en San Vicente el panorama fue bastante bueno y normal”, aseguró Núñez Arias y agregó: "Hay que tener en cuenta que llovieron 250 milímetros en cinco días, es decir 50 milímetros por día, lo cual es una barbaridad. Si pensamos que en todo un año el promedio es de 800 a 900 milímetros, entonces quiere decir que en cuatro días llovió más de un cuarto de lo que llueve en un año entero”. "Cuando pasan estas cosas primero hay que asistir a la gente que se inunda y después seguir con las obras”, redondeó el funcionario.

Comentarios