San Vicente

Cómo es el campo de la cooperativa que intentaron usurpar

La Cooperativa de Trabajadores Rurales de San Vicente tiene 18 hectáreas de tierra en el barrio Los Naranjos. Allí viven y producen unas seis familias. Dos sábados atrás, un grupo de vecinos intentó usurpar el terreno, pero fueron desalojados.
viernes, 22 de enero de 2016 · 10:05

El campo de 18 hectáreas que la Cooperativa de Trabajadores Rurales de San Vicente tiene en el barrio Los Naranjos de Alejandro Korn entró en escena dos fines de semana atrás, cuando un grupo de vecinos de la zona intentó usurpar el lugar.

La toma fue frustrada rápida y pacíficamente por la Policía y el Gobierno Municipal, y todo pasó a ser una anécdota. Pero El Diario San Vicente se acercó hasta el espacio de la cooperativa y habló con Surai Azcárate, Alejo Montoya y Amelia Salto, algunos de los trabajadores que viven allí.

La cooperativa se enmarca dentro de la agrupación de izquierda Frente Popular Darío Santillán, y el campo está ubicado sobre la calle Islas Malvinas al 1500. Allí habitan, en casas humildes y sin servicios, seis familias que intentan vivir de lo que producen. "Más no podemos ser, porque si no se vuelve improductiva la tierra”, cuentan los habitantes del espacio, aunque aseguran que integrantes de otras 15 familias del Los Naranjos trabajan en la cooperativa.

Cada una de las familias que viven en el campo tiene a su disposición una parcela de media hectárea de tierra, que utiliza para beneficio propio. El resto del terreno es comunitario, y allí trabajan todos. Hacen tambo y producen quesos y dulce de leche. También hay una ostentosa huerta agroecológica –que además de ser orgánica "ampara las relaciones justas entre los trabajadores”-, galpones para criar pollos parrilleros, gallinas ponedoras, y siembra de forrajes que se utilizan para las pasturas de los animales.

"Vendemos en el barrio los bolsones familiares de productos a precios populares. Y si no tenemos un reparto que organizamos a través de las redes sociales y nuestro Facebook, CTR San Vicente”, cuenta Surai.

Consultados acerca de si "les alcanza” para vivir con la producción del campo, los cooperativistas dicen que "es complicado”, y cuentan que pocas familias viven exclusivamente de eso. "La mayoría tiene que salir a hacer alguna changa por afuera, pero apostamos a crecer y producir más”, afirman.

En el campo, además, funciona una sede de FINES, el programa nacional para completar estudios secundarios. Y esporádicamente el INTA, el INTI y la Facultad de Agronomía de la Universidad de La Plata dictan talleres. También funciona un club de fútbol, el flamante América Unida.

Acerca del intento de toma del sábado 11 de enero, Surai, Amelia y Alejo dicen que se trató de "una movida política”. Y denuncian: "Hubo punteros que movieron a la gente del barrio para que se meta en el campo. Les mintieron con que nosotros íbamos a empezar a vender terrenos y que íbamos a traer gente la Villa 31, todo para incentivarlos a tomar”.

"Pero nosotros con la gente del barrio tenemos buena relación. Y por suerte se resolvió todo”, cuentan. Y agregan: "Desde el Municipio se comprometieron a ayudar a los vecinos y a respetar nuestra tierra como un espacio productivo”.

Comentarios