San Vicente

La feria sanvicentina, un clásico para cuidar el bolsillo

Una alternativa que crece entre los que buscan cuidar la economía del hogar y conseguir buenos productos. Los detalles y precios más interesantes en alimentos y ropa.
viernes, 29 de julio de 2016 · 09:37

La feria local de San Vicente y Alejandro Korn es una opción para muchos de los vecinos que desde hace años eligen hacer sus compras en este grupo de puestos. Lo prefieren por su conveniencia económica, pero también por la calidad en algunos rubros, como el de los alimentos. Por supuesto que no faltan las famosas chucherías, como las pequeñas artesanías en madera, que en épocas de crisis pueden cumplir como un buen regalo.

La feria funciona lunes, miércoles y viernes en San Vicente, en la calle Maipú. Jueves y sábados en Alejandro Korn, en la calle Suipacha, a una cuadra de la estación de trenes. Y además, los domingos se trasladan hasta Domselaar.

Florencia Montenegro es una comerciante sanvicentina. Comenzó con su puesto de ropa para chicos y grandes el este mes. "Variedad” es su palabra de cabecera: ofrece calzas de mujer y niñas desde 70 pesos, remeras femeninas con todos los talles desde 80 pesos y pantalones deportivos con un precio de 140 pesos. El puesto se completa con bufandas y buzos.

En diálogo con El Diario San Vicente, Florencia reflexiona: "Las ventas vienen bien, ahora planeamos traer más cosas para el Día del Niño porque ya falta muy poco”. Además el pequeño local incluye algunas artesanías que pueden decorar el interior de una casa.

Muy cerca está Luz, que se dedica a tejer y a vender gorritos para grandes y chicos desde 80 a 100 pesos, sumado a medias deportivas y algunos juguetes para niños.

Continuando la recorrida, aparece Cristian Leto, que hace más de diez años se dedica a la venta de verdura en la feria. También está Carlos, que se encarga de los huevos (30 por 50 pesos). Los dos coinciden en que los precios han aumentado mucho, pero lo que más sale son las ofertas de cebolla (2kg por 12 pesos) y papa (3kg por 19 pesos). Cristian cuenta "que el morrón bajó a 80 pesos el kg en estos días” y agrega que también "hay variedad de frutas, como bananas, mandarinas (3kg 15 pesos), todo a precios accesibles para el público”.

En cuanto a la opción de pescados, Juan Antonio es el histórico de la feria. Los jueves y sábados está en Korn, mientras que los miércoles y viernes se instala en San Vicente. El filete de merluza y el pollo son los cortes más pedidos, pero también se buscan los pulpos y los calamares. En el puesto hay variedad: son más de 20 productos en cartelera que incluyen cornalitos y mariscos.

Los precios de Juan son accesibles, "números razonables”, como le dice él, y por eso espera levantar las ventas. "El kilo de merluza está 80 pesos, y el de pollo de mar, 100. Así no se perjudica a los clientes”, comenta el pescador.

Al lado de los animales acuáticos de Juan Antonio, está el lugar de Mirta, que presenta calzados de todo tipo. Los más baratos oscilan entre los 300 y 350 pesos. También hay botines de fútbol para chicos a 450 pesos. También hay algunas piezas de mercería y de bijouterie. Según la comerciante, los accesorios para mujeres, como pulseras y aros, pican en punta entre los productos más vendidos, aunque también la lana es un punto fuerte, sobre todo para las amas de casa. "Hace 21 años que estoy en el comercio feriante. Todo lo que está acá es una opción mucho más económica”.

La tradicional feria del pueblo demuestra que sigue vigente. De generación en generación, los sanvicentinos golpeados por las crisis vuelven a ella, en busca de un precio más bajo, pero también de una charla con comerciantes amigos. Los puestos siguen moviéndose. Los vecinos agradecen.

Comentarios