San Vicente

"Lo único que yo quería era jugar al fútbol"

Gonzalo Escobar es un futbolista de 19 años que juega en la primera división del Club Temperley. Vive con su familia en Alejandro Korn, y es una de las tantas historias interesantes en el pueblo.
miércoles, 03 de agosto de 2016 · 10:04

Con mucha humildad, lleva adelante una gran responsabilidad, la de jugar en primera y la de estar al lado de su familia. Su padre Alfredo, su madre María, y sus hermanas y hermano, Érica, Giselle, Bianca, Paulina y Mauricio, están orgullosos de él.

Surgido en las categorías infantiles del club El Rosedal, (actual Estrella del Sur), le toco debutar en la máxima categoría en el 2016, cuando el "gasolero” recibió a Newell´s, sobre el cierre del torneo pasado. Allí fue una de las figuras del equipo, demostrando buen juego y garra. En un partido donde su equipo se jugaba gran parte de la permanencia en primera, supo afrontar la situación y ser parte de un gran triunfo.

Con un sueño cumplido, hoy espera lo mejor para el torneo que viene y para su carrera.

¿Quién te inicio en el fútbol?

Mis viejos me inculcaron el fútbol, siempre me gustó, ellos me llevaron al club Castelli de Longchamps cuando era chiquito. Lo mío era la pelota todo el día.

Cuando jugaba en Banfield, también jugaba en Castelli, con amigos, acá en el Rosedal. Solo quería jugar al fútbol.

También tenés un hermano que juega, ¿verdad?

 Él se probó en Escalada, Defensa y Justicia, pero siempre iba con amigos. Él quedaba pero los amigos no, y él no quería viajar solo, por eso el después dejaba de ir.

Banfield es una institución futbolística reconocida, ¿cómo comenzó tu etapa allí?

En Banfield estuve desde los 5 hasta los 15 años. Yo a los seis años fui a jugar un "Mundialito” a Banfield, con Castelli, y me eligieron .Ahí empezó mi etapa en el club.

En novena división me tocó un DT que nunca me tuvo en cuenta, solo me citó una vez contra Boca. Tomé la decisión el último mes que quedé libre de ir a Temperley, donde hacían pruebas. Allí me probé y me dijeron que quedé. Yo lo único que quería era jugar.

¿Se te complicaba el estudio con tanto fútbol?

Empecé en la escuela número 12 del pueblo, después terminé en la Media 5, yo terminé mis estudios. A veces llegaba tarde, pero los profes y los preceptores me daban una mano. También yo le daba una mano a mi viejo en el laburo cuando podía, pero siempre pude jugar.

¿Cómo se fue dando el camino a primera división en Temperley?

Estaba jugado en quinta, después subí a cuarta y jugué mitad de año allí. Cuando terminó el año hicieron un selectivo para la reserva y el DT me eligió y estuve allí todo el año. Después surgió la posibilidad de integrar el plantel de primera y empecé en reserva en el 2015. En cuarta y reserva fui el capitán del equipo.

Te cae la ficha de que solo te falta un paso de la primera y el tren pasa una sola vez, solo pensaba en llegar, hasta que se me dio.

¿Qué posición es la que te sienta mejor?

Juego de lateral izquierdo, pero también puedo jugar en varios puestos, en reserva jugué de 5, y hasta de lateral por derecha.

¿Sufriste alguna lesión grave alguna vez?

Nunca me tocó una lesión, nunca tuve miedo de ir a trabar, pero uno va fuerte, pero a la pelota, no a lastimar. Igual toco madera (risas).

¿Recordás cuando te dijeron que ibas a jugar tú primer partido en primera?

Un martes para miércoles me dijeron que iba a entrenar con primera, llegue, entrené y realice un reducido. El jueves cuando dieron el equipo titular, el DT nombró Escobar y dije ¡buenísimo!

Hicimos ejercicios tácticos ese día y el viernes lo mismo. El sábado el DT dijo el equipo titular y aún no había dicho nada en casa, ese mismo sábado le di la noticia a mi familia porque quería asegurarme de estar en la lista de concentrados. Estábamos todos muy contentos la verdad.

¿Qué tal fue esa concentración previo al partido?

Cuando estaba concentrando en Temperley, mis compañeros, Arregui y Brandán, me hablaron mucho. Abajo había llegado la hinchada para dar aliento antes del partido, y se fueron como a la una de la mañana. Mis compañeros entraban de a uno a darme consejos y cuando mire la hora eran casi las dos de la mañana. Yo quería que me dejen dormir (risas).

Fui el primero en levantarme y no estaba nervioso, pero tenía algún temor de perder alguna pelota durante el partido, pero sabía que íbamos a ganar.

Después cuando entré a la cancha y fui a hacer la entrada en calor, todo iba tranquilo. Volvimos al vestuario para prepararnos y cuando estaba en la manga se me puso la piel de gallina, mucho más cuando escuchaba a la hinchada. Nuestro capitán, Fede Crivelli, dio la última charla y ya tenía ganas de que empiece el partido.

¿Cuáles fueron tus sensaciones durante el encuentro?

No estaba nervioso, pero sí concentrado. Hicimos el primer gol y quería que el partido se termine (risas), después vino el segundo y no quería que termine más, entramos muy motivados, fue un partido soñado. Apenas terminó nos pusimos todos a festejar, pero no caía de que había terminado mi primer partido en primera división.

Por momentos disfrutaba, pero a la vez se complicaba por la situación de que teníamos que salvar la categoría, pero lo pudimos superar.

¿Podes contar alguna anécdota sobre los partidos que te tocaron jugar en primera?

En mi primer partido me tocó charlar con Maxi Rodríguez, lo saludé en un córner. Después en una jugada me amagó y me metió un caño le dije ¿justo vos me lo haces?, y me respondió: suerte de debutante. (Risas).También hable con Boyé, aproveche para conocer grandes jugadores.

En mi segundo partido, contra Racing, fue el que más disfruté. Le hice un penal a Pillud, y el DT me alentó mucho, también mis compañeros, para que siga adelante.

Según pude ver, hace poco firmaste tu primer contrato, ¿Podes contar algo sobre eso?

Firmé mi primer contrato antes de viajar de pretemporada a Tandil. Habían llegado un nuevo DT, y me confirmaron, después me comunicaron que lo tenía que firmar, es por cinco años.

¿Cuáles son tus expectativas para lo que queda del año?

Lo que espero es sumar minutos en este torneo que viene, hacer un buen campeonato y después veré que pasa. Ojala Europa, o algún grade me gustaría algún día, uno nunca sabe.

¿Alguna vez te dijeron que representas al pueblo?

Me dijeron varias veces que represento al pueblo, pero también siempre afirmo que represento al barrio, al Rosedal, de Alejandro Korn.Surgido en las categorías infantiles del club El Rosedal, (actual Estrella del Sur), le toco debutar en la máxima categoría en el 2016, cuando el "gasolero” recibió a Newell´s en la anteúltima fecha del torneo pasado. Allí fue una de las figuras del equipo, demostrando buen juego y garra. En un partido donde su equipo se jugaba gran parte de la permanencia en primera, supo afrontar la situación y ser parte de un gran triunfo.

Para terminar, ¿qué significa tu familia para vos?

A mi viejo siempre le agradezco todo, a mi familia también y nunca le voy a terminar de dar lo que me han dado, ellos me ayudaron siempre.

Palabra del papá.

Su padre es uno de los responsables del presente del jugador, y dejó en claro que es lo que desea para él:"Que disfrute del que está haciendo, él va a poder progresar, pero que no desaproveche la oportunidad que se le está dando”.

Un camino que se inicia para Gonzalo, todas las expectativas y esperanzas puestas en él, mientras ya afirmando su lugar en primera, él no olvida ni a su barrio, ni a sus amigos, ni a su familia. Un ejemplo de humildad.

 

 

 


Comentarios