San Vicente

Buscan permitir construcciones de 4 pisos en San Vicente y Alejandro Korn

Es un proyecto que presentó el Municipio ante el Concejo Deliberante. Los cuatro niveles estarían habilitados solo sobre las principales avenidas de cada ciudad.
martes, 22 de octubre de 2019 · 16:26

El Municipio busca elevar la altura permitida de los edificios en San Vicente y Alejandro Korn desde los tres pisos actuales hasta cuatro niveles en las zonas comerciales de ambas localidades. El Ejecutivo del intendente Mauricio Gomez presentó un proyecto de ordenanza que establece regulaciones más laxas con el objetivo de fomentar la construcción sobre las avenidas.

Las normas actuales ponen como tope para las zonas urbanas los tres pisos, a una altura de nueve metros como máximo, para las zonas urbanas. El nuevo régimen permitiría llegar a los 13,80 metros con cuatro pisos en las principales avenidas de Alejandro Korn y de San Vicente, pero no de Domselaar. Quedarían establecidos “corredores comerciales”.

El proyecto fue elaborado por la Dirección de Planeamiento Urbano del Municipio, a cargo de la arquitecta Alejandra López. Y fue presentado ante el Concejo Deliberante en la sesión del martes pasado con la firma de Mauricio Gomez. Entre los concejales de la oposición llamó la atención el timing: que la iniciativa llegara apenas días antes de las elecciones generales del 27 de octubre. Desde el Ejecutivo aseguraron a El Diario Sur que se trató de una coincidencia.

Según el proyecto de código, en la localidad de San Vicente las construcciones de cuatro niveles se podrían establecer sobre la avenida Sarmiento desde la esquina del Municipio hasta las calles Maipú y Buenos Aires. Es decir que quedarían afuera cuadras como la de la Clínica Privada y todo el sector de “atrás de la estación”. En Rivadavia se permitirían hasta Bernardo de Irigoyen/Aristóbulo del Valle, la calle del nuevo asfalto que comunica con la laguna.

En la avenida 25 de Mayo se fomentaría la construcción en altura desde Biocca/Almirante Brown hasta Lavalle/Viamonte (cuando ya se llama San Martín). Y la misma extensión tendría otro corredor ubicado sobre 9 de Julio / Hipólito Yrigoyen: desde Almirante Brown a Viamonte. También se permitiría sobre Bolívar desde la cuadra siguiente a la de la Iglesia hasta Buenos Aires, y en Pesoa desde su nacimiento hasta Bernardo de Irigoyen.

De esa manera quedarían habilitados como corredores comerciales ocho cuadras de las avenidas 25 de Mayo/San Martín y ocho cuadras de 9 de Julio/Hipólito Yrigoyen. Y otras diez cuadras de las avenidas Sarmiento/Rivadavia y Bolívar/Pesoa. La excepción sería la cuadra del Municipio y de la Iglesia, en las que apuntarían a mantener la altura baja para preservar el casco histórico y no opacar a los edificios tradicionales.

¿Por qué el proyecto establece esos límites? Desde el área de Planeamiento explicaron a El Diario Sur que tomaron al "casco fundacional" de San Vicente que tiene en sus vértices cuatro plazas: la Pesoa, la Islas Malvinas, el Paseo del General Perón y la llamada “Cancha de los Paraguayos”. “De todas maneras es todo opinable y se puede modificar, pero tomamos esos parámetros para la propuesta”, sostuvo la arquitecta Alejandra López.

En Alejandro Korn las edificaciones de cuatro pisos quedarían habilitadas sobre Boulevard de Mayo a partir de Urquiza (cien metros antes de las vías del tren) hasta Báez, la primera cuadra después de pasar el cruce con la ruta 210, cuando la avenida pasa a llamarse Presidente Perón. También se permitirían sobre Independencia desde Uruguay hasta Boulevard de Mayo; sobre Carola Lorenzini desde Uruguay hasta Boulevard de Mayo; y sobre San Martín desde Lorenzini hasta Independencia.

Otra modificación relevante que introduciría el proyecto de ser aprobado es que aumentaría el factor de ocupación del suelo (FOS) en las zonas céntricas de las localidades hasta el 60 %. Es decir que se podría cubrir con construcciones hasta en el 60 % de las superficies de cada terreno.

Tanto el cambio de la altura permitida como el de la ocupación del suelo harían que aumente el valor de las propiedades ubicadas sobre las avenidas. Los actuales dueños se verían beneficiados. Esas casas y terrenos serían más tentadoras para eventuales inversiones inmobiliarias.

La idea del área de Planeamiento es que se instalens comercios en la planta inferior, y departamentos u oficinas en las plantas superiores. En líneas generales apuntan a que San Vicente y Korn puedan crecer “hacia arriba” en las zonas donde funcionan con plenitud los servicios de agua, gas, cloacas y electricidad y en las que, en todo caso, es más barato mejorar esos servicios, a diferencia de la expansión “hacia afuera”, donde no hay infraestructura.

Otro punto es que el proyecto establece “retiros” a partir del segundo nivel de altura, para reducir la sensación de “encajonamiento” que pueden provocar las construcciones de cuatro pisos sobre la vereda.

Al Concejo Deliberante le quedan pocas semanas de actividad para entrar en receso hasta abril de 2020, y el oficialismo está en minoría, por lo que es esperable que el proyecto sea tratado recién en el próximo período.

Actualmente, los edificios que llegan al tope permitido de tres pisos en el distrito son contados: entre San Vicente y Alejandro Korn hay poco más de diez. Varios son obras en construcción, lo que podría definir que hay cierta demanda para aumentar la altura de las localidades.

 

Comentarios

Otras Noticias