San Vicente |

La jueza de Paz de San Vicente fue separada de su cargo y avanza el juicio político

Julieta Ormaechea enfrenta un proceso de jury por graves acusaciones en su contra.

Julieta Ormaechea fue separada de su cargo como jueza de paz de San Vicente. La decisión fue tomada esta semana por un jurado de enjuiciamiento de magistrados que está bajo la presidencia del titular de la Suprema Corte Justicia de la Provincia, Eduardo Pettigiani. Así, quedó dispuesto el apartamiento “preventivo” de Ormaechea de su puesto en el distrito.

Ormaechea fue obligada a tomar licencia de la titularidad del Juzgado de Paz en mayo pasado, por una gravísima denuncia realizada por el procurador general de la Justicia provincial, Julio Conte Grand. Entre las acusaciones contra la entonces jueza, figuraban el mal desempeño de sus funciones, el maltrato constante a víctimas de violencia familiar e irregularidades administrativas serias como quemar denuncias en la parrilla del Juzgado.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados que decidió la separación de Ormaechea estuvo integrado por los representantes del Poder Judicial Daniel Locatelli, Darío De Ciervo, Adriana López y Silvia Pedratta, y por los legisladores provinciales Mauricio Viviani, Laura Aprile, Walter Carusso, Lucas Fiorini y Guillermo Sánchez Sterli, todos de Juntos por el Cambio.

El avance sobre el caso de la magistrada sanvicentina llega días antes del cambio de gobierno y de que asuman los nuevos legisladores. A partir del 10 de diciembre podría cambiar la composición del Jurado. Su salida fue impulsada por Conte Grand, que responde a la gobernadora María Eugenia Vidal, y también por actores locales de la gestión municipal saliente de Mauricio Gomez.

El proceso de jury contra Ormaechea seguirá gestionándose por el Jurado conformado por miembros del Poder Judicial y del Poder Legislativo. La mujer de 56 años tendrá derecho a ejercer su defensa y, mientras tanto, cobrar parte de su sueldo. La definición de la comisión sobre si es apartada definitivamente o si puede retomar su cargo se puede demorar hasta un año. A menos que la magistrada tome la decisión de renunciar.

Entretanto, el Juzgado de Paz de San Vicente es ocupado por una jueza subrogante, Marcela Merengoni, desde mayo pasado. Si Ormaechea es apartada definitivamente (por el jury o por renuncia), se abrirá el proceso para nombrar un nuevo juez de Paz en el distrito.

 

Dejá tu comentario