San Vicente |

Incorporaron aulas container pero hay 800 chicos sin vacante en las escuelas de San Vicente

La situación más complicada está en el nivel inicial, donde hay al menos 500 chicos que todavía no empezaron las clases y que esperan a ser ubicados. También hay unas 35 salones en todo el distrito que superan los 40 alumnos.

Otra vez las vacantes en las escuelas son un dolor de cabeza en San Vicente. Según datos a los que pudo acceder El Diario Sur por parte de fuentes municipales, a dos semanas de iniciadas las clases, hay 516 chicos sin lugar en los jardines de infantes del distrito. Desde la delegación del gremio docente SUTEBA a nivel local sumaron que son alrededor de 200 las faltantes en primaria y aproximadamente 150 en secundaria, aunque fuentes oficiales desmintieron ese dato.

El subsecretario de Educación del Municipio, Rodolfo Ameri, destacó que la Provincia incorporó 5 aulas modulares o “container” y que enviarán 12 más para hacer frente a la demanda, además de que hay ampliaciones de escuelas en marcha y un nuevo jardín que podría inaugurarse en los próximos meses. Con esa serie de medidas, el problema de vacantes sería menor al del año pasado, según el funcionario.

Pero para la secretaria general de SUTEBA a nivel local, María Daffuncchio, “este año en realidad es peor”. “El año pasado habían quedado afuera unos dos mil pibes pero se hizo un esfuerzo y se los ubicó a todos. Quedaron cursos súper numerosos. Este año ya no hay más espacio, por lo que va a ser más complicado que ingresen”, dijo la dirigente gremial ante El Diario Sur.

“A lo largo de los meses, los chicos de jardín se van a ir acomodando en los grados que tengan espacio y también con la incorporación de más aulas modulares”, aseguró Ameri. Ya hay cinco aulas de ese tipo funcionando. Dos fueron al nivel inicial y tres a primaria. Esperan que la Provincia envíe otras doce de forma provisoria para contener la falta de lugares.

Las “container” tienen espacio para 25 o 30 chicos y cuentan con aire acondicionado frío o calor para climatizar. “No estamos a favor de las aulas modulares pero las aceptamos en el marco de la emergencia en infraestructura”, manifestó Daffuncchio. Y agregó que en algunos casos los aires acondicionados dejan de funcionar por la baja tensión eléctrica, lo que complica el desarrollo de las clases.

Pero más allá de los paliativos, en el Ejecutivo local apuestan a inaugurar antes de mitad de año el jardín 916, que queda en la esquina de la escuela Técnica 2. Se trata de una obra que había empezado durante la gestión del kirchnerismo y que fue abandonada. La Provincia no la retomó y la gestión de Mauricio Gómez tiene como objetivo terminarla. Su puesta en marcha solucionaría buena parte del problema de las vacantes en inicial en la localidad de San Vicente.

Ameri, en tanto, sumó que hay unas ocho aulas para construir este año en cuatro jardines de Korn y dos de San Vicente. Ya fueron licitadas esas obras y para la Provincia figuran “en ejecución” por lo que creen que las podrían entregar cerca de mitad de año. Pero apenas hicieron trabajos de movimientos de suelo.

Un dato que marca el nivel de saturación al que llegan las aulas en San Vicente es que hay nombradas al menos 35 docentes como “maestras de apoyo” en grados de primaria con más de 40 alumnos. Hay ejemplos en Alejandro Korn de salones que superan largamente los 50 chicos, como en la escuela 23 del barrio Santa Ana. El retrato de esta situación es que en todo el distrito ya casi no quedan espacios que se utilicen exclusivamente como laboratorios o salas de computación: la urgencia llevó a que todos se conviertan en aulas.

También hay problemas por faltantes de bancos. Y, según mencionan en SUTEBA, algunos quintos años todavía no empezaron las clases en las secundarias que pasaron de ser básicas a completas el año pasado por falta de nombramiento de docentes.

El Municipio reconoce que la situación es complicada y lo atribuyen al crecimiento vertiginoso de la población en el distrito por migraciones, en especial en Alejandro Korn, y a que no se construyen edificios escolares en las dos localidades más numerosas desde hace al menos 15 años. “Estamos pensando en el largo plazo y por eso está proyectado que se construya una secundaria en el barrio La Esperanza y otra en el barrio de La Paz, al lado de la escuela 29, en San Vicente. Y también una primaria con jardín en la zona de Kilómetro 48.  Dependemos de que la Provincia lo active”, sostuvo Ameri.

También resaltó como logro que ya todas las escuelas del distrito tienen acceso a Internet –hacia 2015 las que tenían eran muy pocas- y que se sumaron 25 maestros especiales que hacen de nexo entre las diferentes instituciones y la escuela 501, lo que permite incluir mejor a alumnos con capacidades diferentes.

La semana que pasó tuvo otras novedades en educación. El lunes el intendente Mauricio Gomez inauguró la primera Unidad de Desarrollo Infantil (UDI) de Domselaar. Se trata de un edificio con dos aulas que construyó el Municipio y que, según reconocieron las autoridades en el acto, busca contener parte de la demanda insatisfecha del jardín de infantiles de la localidad, que había dejado decenas de chicos sin vacante. “Es la alternativa que encontramos para poder darles un lugar a los chicos”, sostuvo Gomez en diálogo con El Diario Sur.

En la misma localidad, el miércoles hubo un sobresalto. Minutos después de empezar la jornada de clases en la Escuela primaria 4, los docentes comenzaron a sentir olor a gas. Hacia las nueve llamaron a los Bomberos Voluntarios y una hora más tarde se decidieron a evacuar la institución y el jardín que queda al lado. Se trató de un escape de la garrafa maestra que alimenta a la escuela, que debió ser subsanado por un gasista.

Dejá tu comentario