Polemica

Queja de vecinos por agua turbia en un barrio de Alejandro Korn

Reclaman una mejora de las condiciones salubres del suministro: "Hay muchos chicos que pueden contraer alguna enfermedad", aseguraron.
martes, 4 de febrero de 2020 · 18:09

El barrio la Nueva Esperanza de Alejandro Korn ha sufrido varios inconvenientes el último mes, según cuentan los vecinos. Desde cortes prolongados de luz hasta días con baja presión de agua y a veces horas interminables sin que caiga una sola gota de las canillas, con el agravante de de las altas temperaturas que se vienen registrando.

Además, hace dos semanas que los vecinos de la manzana que corresponde a las calles Güemes entre Avellaneda y Toscano (entre otras) padecen un problema mayor: el suministro de agua empezó a tener un color oscuro con olor desagradable.

“Puse a cargar la pileta como todo los veranos y esta vez se llenó de agua negra y con feo olor, pero también en el resto de las canillas pasó lo mismo, no fue algo aislado y ya somos varios los que tenemos este inconveniente”, contó Tatiana, una de las vecinas afectadas por este problema, en diálogo con el Diario Sur.

“Junto a mi marido, limpiamos la pileta y luego pusimos un trapo adentro de una botella y el resultado fue idéntico ya que el trapo quedó negro”, continuó contando la chica de 27 años, al tiempo que agregó: “Esta agua no se puede tomar y menos los chicos del barrio que juegan y están permanentemente refrescándose. Hay muchos chicos que pueden contraer alguna enfermedad o intoxicarse”, advirtió.

Y sumó otros agravantes: “Las últimas veces que intentamos abrir la canilla empezamos a notar que había gusanitos y bichos. No se puede beber de ninguna manera, necesitamos una solución rápida y más con este calor sofocante”, cerró Tatiana a la espera de volver a contar con el suministro en buenas condiciones.

Sin embargo, la contaminación del agua en esa zona se expandió a los barrios adyacentes: "Este problema ya lleva un largo tiempo. Si bien hace 2 años pusieron las cloacas, no solucionaron el estado del agua, a los vecinos nos sigue saliendo con arenilla, gusanos y ni hablar del color negráseo. Intomable", afirmó Inés, que vive en el barrio vecino de Villa Coll.

El barrio La Nueva Esperanza está ubicada detrás de los barrios La Esperanza y Villa Coll. Es un asentamiento de emergencia que se instaló en los últimos años en una zona altamente inundable. La complejidad del problema radica en que los domicilios de ese sector tendrían conexiones clandestinas al servicio de agua, según explicaron a El Diario Sur desde la empresa ABSA. Es por eso que no pueden brindarles soluciones.

Comentarios