San Vicente | campo | San Vicente | Robo

Brutal robo en un campo de San Vicente: ataron y golpearon a dos familias y hubo un disparo

Un grupo de seis delincuentes ingresó en un campo y actuó de forma violenta con las familias del lugar. Se llevaron dinero y un auto.

Un violento robo ocurrió durante la noche del último domingo en un campo de San Vicente. Dos familias fueron atadas y maltratadas por un grupo de seis delincuentes, que se ensañó especialmente con el encargado del lugar: lo golpearon brutalmente y hasta le dispararon en una pierna, pero fallaron.

La secuencia de terror ocurrió este domingo entre las 20 y las 21.30, en un campo dedicado a la producción lechera, ubicado en el sector de Once Bocas, en el cuartel IV de San Vicente. La propiedad, que tiene dos viviendas, pertenece a una familia de la zona rural del distrito.

Las víctimas del hecho fueron el encargado del campo –hijo del dueño- y su esposa, y el tambero, su esposa y sus hijas, dos niñas menores de edad. Todos fueron amenazados con armas y atados. El encargado –a quien le pedían dinero- sufrió los golpes más fuertes y le dispararon a la altura de una de sus piernas, pero fallaron el tiro, de acuerdo al relato de una de las víctimas ante El Diario Sur. Horas después debió ser hospitalizado.

robo ardohain 1.jpg
Con destrozos y desorden, así dejaron los ladrones la casa en el campo de San Vicente.

Con destrozos y desorden, así dejaron los ladrones la casa en el campo de San Vicente.

Los delincuentes eran al menos seis, según la familia. Se trata de varones de entre 25 y 35 años y también escucharon la voz de una mujer que se habría quedado afuera de la casa para vigilar la situación. Sorprendieron a las víctimas el domingo a la noche, luego de que estos regresaran al campo tras haber salido a hacer compras.

Tras más de una hora de violencia, se llevaron alrededor de 25 mil pesos, un auto Chevrolet Corsa y objetos menores de la casa. Decían buscar una gran cantidad de dinero, pero entre los dos matrimonios solo alcanzaban esa suma.

Además del ensañamiento físico con el encargado del campo, los delincuentes hicieron destrozos y revolvieron la casa por completo, en busca de dinero. Decidieron irse cuando notaron que en la propiedad había cámaras de seguridad: antes de huir las rompieron, por lo que no quedaron imágenes del robo.

Cuando los ladrones se fueron, las víctimas quedaron atadas. Lograron zafarse y fueron a pedir ayuda a un campo vecino, desde donde llamaron a la Policía, que a los pocos minutos llegó al lugar. El encargado debió ser atendido en el Hospital Ramón Carrillo por los golpes que recibió.

Con la denuncia por robo y lesiones radicada, la investigación hasta este martes no había dado con los responsables ni con el auto robado. En la zona rural de San Vicente se produjeron otros de hechos de inseguridad en las últimas semanas y hay preocupación entre vecinos y productores.

Dejá tu comentario