Fernando Báez Sosa | rugbiers | pericias

Caso Fernando Báez Sosa: Pericias complican a dos rugbiers

Se trata de dos análisis de ADN realizados sobre el cuerpo de Fernando Báez Sosa y en la camisa de uno de los imputados por su muerte.

Seis meses pasaron ya del crimen de Fernando Báez Sosa a la salida de un local bailable de Villa Gesell. Por su muerte ocho rugbiers de Zárate se encuentran en prisión preventiva, mientras que dos de sus compañeros fueron beneficiados con la excarcelación.

Esta semana se dio a conocer las pericias de varios estudios de ADN realizados en los laboratorios del Ministerio Público de Junín. Los resultados apuntan, de acuerdo a fuentes de la investigación, a dos de los jóvenes que se encuentran presos actualmente.

La sangre de Blas Cinalli (18) fue hallada en la uña del dedo meñique izquierdo de Fernando Báez Sosa, resultado que ya había sido anticipado el mes pasado tras las primeras pericias. Además, en la camisa de otro de los jóvenes, Matías Benicelli (20), se hallaron restos de sangre que coincidieron con el ADN de la víctima.

"Esto no excluye a los demás, porque en los videos de las cámaras de seguridad se ve claramente que todos pegan. A veces el ADN puede desaparecer por el tratamiento del cuerpo. No descarta que haya habido otros actores en la golpiza", le dijo a Clarín el abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, Fernando Burlando, sobre la posibilidad que el resto de los rugbiers sean exentos de los cargos.

No obstante, estas no son las únicas pruebas que espera la Justicia. Dentro de los registros a analizar se espera el resultado de las pericias scopométricas de la zapatilla que sería de Máximo Thomsen (20), que fue hallada la mañana posterior a los hechos y que coincidiría con las marcas en el cuerpo de la víctima. Este estudio comparará el dibujo de las suelas con la huella encontrada en el rostro de Fernando Báez Sosa.

Mientras tanto ocho de los 10 rugbiers acusados continúan detenidos en la alcaidía de La Plata acusados de homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), se encuentran imputados como “partícipe necesario” del asesinato pero fueron excarcelados y se encuentran en sus domicilios.

Todavía se encuentran pendientes las pericias psiquiátricas y psicológicas a los ocho rugbiers que se encuentran detenidos, estudios que fueron solicitados por el juez a cargo de esta causa, David Mancinelli. Los mismos se realizarían recién cuando termine el aislamiento obligatorio o cuando haya menor riesgo de contagios en pos de evitar el traslado de los imputados. Los mismos estaban programados entre el 13 y el 24 de abril en la Asesoría Pericial de La Plata pero se cancelaron por la cuarentena nacional.

Se espera que al final de la cuarentena también se realicen los peritajes socioambentales solicitados a la Asesoría Pericial del Departamento Judicial Zárate-Campana, para conocer las condiciones de habitabilidad de las casas de cada imputado: quiénes serían los tutores de conducta, cuál es la situación habitacional y laboral de la familia y cuál es su dinámica familiar si es que existe.

Dejá tu comentario