Canning | construcción | countries

Canning: sigue el boom de la construcción

La demanda para construcción se mantiene en los corralones de Canning. Sostienen que la temporada baja de invierno no afectará a este escenario optimista.

La construcción vive su apogeo en los countries del corredor verde de Canning. Luego de las complicaciones y los dolores de cabeza que padecieron durante el boom de alquileres por la falta de stock y entrega de los proveedores a finales del 2020, aseguran que la “situación se normalizó”. Por lo tanto, pudieron sacar provecho de esta situación, sumado a la estabilización de los precios de la mano de obra y materiales, para así poder cubrir la gran demanda que existe para construir propiedades en los lotes de los barrios privados.

Los grandes corralones de la región recuperaron a sus clientes habituales y sumaron muchos otros que serán futuros vecinos de los countries. En la mayoría de estos casos decidieron “quemar” sus ahorros e invertir en ladrillos, en busca de mudarse a un lugar con espacios verdes para afrontar el panorama de incertidumbre por el desarrollo de la pandemia y un “eventual encierro”.

“La construcción continúa moviéndose sin ningún tipo de problema. En los barrios privados sigue muy fuerte la tendencia de construir, porque la gente no cambió su idea de trasladarse hacia los sectores verdes porque la realidad es que no se sabe sin va a seguir restringiendo todo”, contaron desde uno de los corralones que lleva más 40 años instalado en Canning.

Asimismo, señalaron que fue posible que este escenario mantuviera su curso gracias a la resolución de la problemática del desabastecimiento que había golpeado a los corralones durante los últimos meses del 2020: “Por suerte, las fábricas aumentaron su capacidad de trabajo y así la producción de mercadería, entonces no estamos con inconvenientes para cubrir la demanda que tenemos”.

Si bien falta poco para la llegada del invierno, estación que es considerada como “la temporada baja de la construcción”, desde los corralones sostienen que “que no será un impedimento para cumplir con los pedidos”.

“La realidad es que va a bajar levemente la producción de la construcción con la llegada del invierno porque los días son más cortos, hace frío y hay lluvia. Tardaremos un poco más, pero la demanda ayudará a paliar este periodo”, señalaron desde otro de los corralones con trayectoria en Canning y las zonas aledañas.

Aunque hubo leves aumentos en productos como el hierro, la situación del dólar no impactó agresivamente en los costos de los materiales y la mano de obra prosiguió estancada hasta mayo. De esta manera, como bien había informado Diario Canning en noviembre del 2020, el panorama sigue siendo auspiciante para la inversión en “ladrillos” en Canning, teniendo en cuenta la pandemia y las dudas sobre las vacaciones de invierno.

Cuánto cuesta construir una casa en un country de Canning

El abanico de posibilidades que ofrece la construcción personalizada de una casa varía según el gusto, presupuesto y la calidad de materiales que se utilicen. De todas formas, según la información brindada desde los corralones acerca de los costos del metro de la construcción, Diario Canning pudo establecer una franja de precios de acuerdo al tipo de obra a realizar y también el country donde estaría ubicada.

Casa estándar de country con pileta

El metro por construcción de lote ronda entre los 150 dólares y alcanzar los 450. En tanto, culminarla “sin grandes lujos” puede llegar a costar alrededor de 800 mil dólares.

Casa premium de country a construir con pileta

En este caso el metro por construcción comenzaría en los 750 dólares y superaría los 1300 dólares. De esta manera, los precios finales de las propiedades podrían alcanzar cifras que van entre los 2 y 5 millones de dólares.

¿El verde o el edificio?

En medio de la incertidumbre por la segunda ola del coronavirus y lo que ocurrirá con las restricciones, un propietario decidido a “invertir en ladrillos” puede optar por comprarse un departamento en Capital Federal o construirse una casa en el corredor verde de Canning. ¿Las diferencias? Son mínimas. Los valores se ubican en paralelo en cuanto a un departamento promedio en un barrio tradicional de la ciudad y una casa estándar de country, ya que, ambos rondarían los 200 y 400 mil dólares.

Dejá tu comentario