Dante Negretti | Cottolengo Don Orione | Claypole

Dante Negretti, el artista del Cottolengo Claypole que pinta con los pies

Padece una parálisis cerebral que afecta su motricidad. Sorprende con su talento para pintar junto a la ayuda de sus orientadoras.

El Pequeño Cottolengo Don Orione es un lugar lleno de historias. Una de ellas es la de Dante Negretti, un hombre de 72 años que desde hace más de 50 años reside en el centro de Claypole. Padece de una cuadriparesia, un tipo de parálisis cerebral que le provoca una disminución en la fuerza motora.

Esta afección comprometió principalmente sus extremidades superiores, por lo que sus pies se convirtieron en una gran herramienta para llevar a cabo sus actividades, entre ellas la pintura.

“Nosotras le proponemos actividades, y él lo primero que hace es sacarse la zapatilla y las medias. Le da mucha más seguridad que hacer las cosas con las manos”, contó Milagros Trejo, una de las orientadoras que trabaja con Negretti en el centro de Claypole.

20210512_151931-1.jpg
La precisión de Dante Negretti para pintar con sus pies sorprende a las orientadoras del Cottolengo Don Orione.

La precisión de Dante Negretti para pintar con sus pies sorprende a las orientadoras del Cottolengo Don Orione.

Junto a ella y Paola Cristaldo, otra orientadora del centro de rehabilitación, el residente del Cottolengo Don Orione puede llevar a cabo sus obras de arte que sorprenden a todos por su precisión.

“Le ofrecemos opciones de dibujos para que pinte, le ofrecemos el uso de distintos pinceles, le enseñamos técnicas. A veces se pone nervioso si no tenemos un color determinado y comenzamos a mezclar con lo que tenemos”, relató Cristaldo.

Además, ambas aseguran que no es la única actividad que Negretti realiza con sus pies: “Con las manos se siente más inseguro, pero con los pies hace muchas cosas, juega a las cartas, hace manualidades, ordena cosas, todo”, agregó Trejo.

Las dificultades de su afección hacen que Dante requiera de varios días de trabajo para completar su obra, un gran atardecer con las sombras de un árbol y los pájaros. Pero gracias al acompañamiento de las orientadoras pudo cumplir su objetivo y deleitar a todos con su pintura.

DSC_0209 PS.jpg
Dante Negretti y su obra terminada.

Dante Negretti y su obra terminada.

La importancia del acompañamiento

Cada una de las orientadoras tiene una labor importante para Dante como también para los otros residentes del Cottolengo Don Orione. Milagros se desempeña en las actividades para estimular el desarrollo de sus capacidades más fuertes y rehabilitar aquellas que necesitan de más ayuda, como en el caso de la parte superior del cuerpo.

Por su parte, Paola se encarga de llevar a cabo actividades más lúdicas y recreativas para que los residentes puedan poner en práctica sus capacidades. Cada tarea es elegida no solo acorde a las necesidades y habilidades de la personas, sino también a sus gustos. “Algunos les gusta más el deporte, otros más la danza, otros las manualidades”, señaló.

Dejá tu comentario