ARBA | impuesto | countries

Nuevas medidas de ARBA facilitarán las escrituraciones de lotes en countries y barrios cerrados

Los dueños de los lotes serán reconocidos por ARBA y recibirán el impuesto individualmente. Así, se evita el Impuesto Complementario que tanto problema trajo para las habilitaciones de los barrios.

Gracias a una serie de medidas dictadas por la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), los vecinos propietarios de lotes en barrios cerrados y countries tendrán mayores facilidades para escriturar los terrenos. De esta manera, la extensa demora que existe actualmente para pasar de boleto de compraventa a escritura, la cual lleva unos largos años, será mucho menor.

Entre las problemáticas que surgen en el proceso para obtener la escrituración de un lote o terreno, es el cobro de la facturación de ARBA en los countries a través de las expensas -en algunos se las conoce como las expensas ARBA- y cómo se distribuye. “ARBA manda una partida global que normalmente, todos los años o cada seis meses según los lugares, va cambiando la evaluación fiscal debido al desarrollo del barrio, las nuevas construcciones y casas que van apareciendo y valorizan el terreno”, describió Sergio Bonzo, abogado especialista en barrios privados, en diálogo con El Diario Sur.

ARBA impuesto countries 2.jpeg
La gran mayoría de los countries de Canning no tiene sus lotes escriturados. Con las nuevas medidas de ARBA, será más fácil lograrlo.

La gran mayoría de los countries de Canning no tiene sus lotes escriturados. Con las nuevas medidas de ARBA, será más fácil lograrlo.

La empresa desarrolladora del country, paga la partida global recibida por ARBA y la divide por igual a todos los vecinos, a través de las expensas. “Acá se suscita un problema grave con este tipo de cobro y es que hay vecinos que sólo tienen un lote pelado, sin construcción, y termina pagando lo mismo que el vecino que ya construyó y edificó su casa”, sostuvo Bonzo. “Son apenas unos pocos los barrios que hicieron una subdivisión interna, según los metros correspondientes del terreno y otras medidas, para que no todos los vecinos paguen por igual y sea según el lote”, añadió.

Sin embargo, el problema más grande que surge y que imposibilita las escrituraciones de los lotes, es el Impuesto Complementario. Este impuesto lo cobra ARBA a aquella persona o empresa que tenga escrituradas más de dos propiedades a su nombre en la provincia de Buenos Aires. “ARBA, al no reconocer a los propietarios de los lotes vendidos dentro del country como los mismos propietarios debido a que sólo tienen un boleto de compraventa, este impuesto se lo cobran al grupo inversor o empresa desarrolladora, dueña del country”, indicó Bonzo.

“Como la empresa desarrolladora vendió sus lotes a través de los boletos de compraventa a vecinos compradores, no reconoce el Impuesto Complementario por ARBA y, por lo tanto, no lo paga, como así tampoco el vecino que compró el lote”, continuó. “Esto trae una mora que se traduce luego en una judicialización que estorba y demora muchísimo más tiempo para obtener las habilitaciones necesarias para que los vecinos del country puedan escriturar”, explicó Bonzo.

Ahora, con las nuevas resoluciones, permiten que el desarrollador e inclusive los particulares puedan individualizar el impuesto de ARBA y que cada uno pueda pagar su propio ARBA. “Esto tiene dos mejoras. Primero, te independizás del pago global e igual para todos y los problemas que ello acarrea. Segundo, te sacás el ARBA Complementario que no le correspondía pagar a ninguna de las dos partes, acelerando el proceso de escrituración del terreno”, completó.

ARBA impuesto countries 3.jpeg
Mientras más nuevo es el proyecto, más lejana es la posibilidad de escriturar para los vecinos compradores.

Mientras más nuevo es el proyecto, más lejana es la posibilidad de escriturar para los vecinos compradores.

“En el 95% de los countries de Canning no se puede escriturar”

“Hoy, la gran mayoría de las urbanizaciones no cuentan con las escrituras ni con la posibilidad de escriturar. En Canning, el 95% de los countries o barrios cerrados no se puede escriturar. Los que sí se pueden son apenas un puñado y son los más antiguos, como La Providencia o Fincas del Alba, por ejemplo”, contó ante El Diario Sur Leonardo Calabrese, abogado, funcionario del Poder Judicial en la Provincia y vecino de Canning.

La problemática por las escrituraciones en los countries surge del largo y tedioso proceso de la empresa desarrolladora, que lleva adelante el proyecto de la urbanización, para lograr las habilitaciones necesarias tanto municipales como provinciales. “En un hipotético caso ideal, en el que la empresa desarrollista sea súper seria, tenga su propio sustento económico, no dependa de la inversión de los vecinos y que tenga intenciones de finalizar el proyecto lo antes posible, el proceso para lograr las habilitaciones y que se pueda escriturar lleva entre 10 o 15 años”, explicó Calabrese.

“Va a tener un impacto muy positivo en el mercado inmobiliario”

“Si se logra tener esta factibilidad de escrituración, va a tener un impacto muy positivo en el mercado inmobiliario de la región. Esto se debe a que, si el proyecto y la empresa desarrollista es seria, el público va a tener una mayor confianza y se va a meter con mayor facilidad a invertir de pozo en un nuevo country”, analizó Sabrina Zapico, desarrolladora inmobiliaria e inversiones en Canning.

“Hoy en día, es muy difícil tomar la decisión de meterte de lleno en un desarrollo inmobiliario a comprar de pozo si no conoces al desarrollista ni tenés alguna certeza. Si se logra esa credibilidad mediante una escrituración activa y rápida, obviamente, es mucho más fácil porque ahí no tenés un respaldo de un particular sino de la Provincia directamente”, argumentó.

Dejá tu comentario