Alte Brown | bomberos | Almirante Brown | Claypole

La historia de Julio Cesar Pentassuglia, un pionero del cuartel de bomberos de Claypole

Fue uno de los primeros bomberos que formó parte de aquel destacamento. Esta semana falleció a los 64 años por un problema cardíaco.

Los bomberos de Almirante Brown sufrieron una dolorosa pérdida por el fallecimiento de Julio Cesar Pentassuglia, quien fue uno de los primeros integrantes del cuartel N°2 de Claypole. A los 64 años, el vecino de Don Orione, que padecía de problemas del corazón, sufrió un paro cardíaco.

La historia de Pentassuglia con los bomberos de Almirante Brown comenzó en el año 1985. En aquel entonces formaba parte del cuartel central de Adrogué, el único hasta ese momento en el distrito.

Tiempo después, junto a su familia se mudó a Don Orione, un barrio que estaba en pleno crecimiento. Debido al aumento de población y de viviendas en dicha zona, es que los voluntarios decidieron construir un segundo destacamento, para poder cubrir mejor la zona.

WhatsApp Image 2021-02-18 at 17.25.57.jpeg

“Cuando se iba a inaugurar el cuartel pidió el traslado”, contó Nicolás, hijo de Julio, a El Diario Sur. Así fue como, junto a un pequeño grupo de bomberos, Pentassuglia se convirtió en uno de los pioneros de aquel espacio.

A lo largo de sus años, el vecino de Almirante Brown dedicó su vida a servir al prójimo, incluso poniendo en riesgo su propio trabajo. “El trabajaba en una distribuidora de golosinas, y a veces llegaba tarde porque tenía que ir a un incendio”, señaló su hijo.

En cada salida, su familia vivía “con el corazón en la boca” esperando su regreso, ya sea por un incendio, un accidente u otro suceso. “Muchas veces vino angustiado, eso lo fue desgastando”, aseguró Nicolás.

WhatsApp Image 2021-02-18 at 17.34.43.jpeg

Si bien de pequeño Nicolás acompañaba a su papá al cuartel de Claypole, con el tiempo dejó de hacerlo porque lo afectaba. “Hay que tener mucho sacrificio y abnegación, te tiene que gustar. Es muy lindo ayudar, pero vivís situaciones complicadas”, destacó.

Hace unos años, Julio comenzó a sufrir problemas cardíacos, por lo que dejó de estar de forma activa como bombero. Sin embargo, nunca dejó de pertenecer, ya que hasta sus últimos días formaba parte del escuadrón de reserva de los bomberos. Además trabajaba como administrativo en el Consejo Escolar de Almirante Brown.

Lamentablemente, esta semana Pentassuglia perdió la vida. “Fuimos de vacaciones a Santa Teresita y se sintió mal. Los bomberos de allá lo socorrieron, estuvo en el hospital local y luego lo trasladaron a la clínica modelo de Lanús donde falleció”, relató su hijo.

Pese al dolor de haber perdido a su padre, Nicolás contó que recibió muchos mensajes de quienes destacaban a Julio como un gran persona. “Es un orgullo para mí”, destacó.

Dejá tu comentario