Alte Brown | Oñativia | enfermero | coronavirus

Emotivo homenaje a un enfermero del Oñativia fallecido por coronavirus

Julio Torres tenía 49 cuando perdió la vida en octubre de 2020. Sus compañeros nombraron a la Sala de Enfermería con su nombre.

A seis meses del fallecimiento de Julio Torres, un enfermero de 49 años que falleció por coronavirus, sus compañeros del Hospital Oñativia de Rafael Calzada decidieron homenajearlo al colocar su nombre a uno de los sectores del establecimiento.

En un emotivo acto, colocaron una placa para recordarlo y le impusieron su nombre a la Sala de Enfermería, en la cual trabajó durante 25 años como supervisor. En el evento estuvieron presentes su esposa Marcela Rodríguez, quien también es enfermera en el hospital, su hija y sus compañeros.

122194120_2554299634861417_7067870290920852300_njpg.jpg

"Gracias a mis compañeros por este reconocimiento. Hoy hay sonrisas en el cielo", expresó su pareja. Además de Torres, también colocaron una placa recordando a otros dos queridos profesionales fallecidos por coronavirus: Daniel Marconetto, médico de guardia de clínica médica; y Darío Cuevas, terapista y médico cardiólogo.

Por su parte, su hija hizo un emotivo posteo en redes: "Le pusieron tu nombre a la sala en donde trabajaste 25 años de tu vida, la sala y el hospital que amabas, en el que diste todo y más. Lo tuyo era vocación y amor por tu trabajo. Me enorgullece que te honren, es lo menos que pueden hacer por vos, por tu vida, la vida que dejaste, tu vida con nosotras".

Su historia

Torres vivía en Misiones, pero en su juventud decidió venir a Buenos Aires para estudiar en la Cruz Roja y formarse como auxiliar en enfermería, ya que en aquel entonces no había una carrera profesional. Allí conoció a Marcela, quien luego se convertiría en su pareja y compañera de vida.

Fue enfermero en varias clínicas privadas hasta que logró ingresar en el Oñativia, donde fue supervisor durante 25 años. Sin embargo, ya de grande y con dos décadas de servicio, decidió cumplir un sueño y dar un paso más en su formación personal: estudiar enfermería en la universidad.

Meses antes de fallecer, logró culminar la carrera y obtuvo su título. “Él quiso estudiar de grande y me puso muy orgullosa. Siempre tuvo el llamado al servicio de la comunidad. Era un hombre muy honesto generoso, luchador, educado, muy empático y sensible”, destacó Marcela a este medio.

Dejá tu comentario