Alte Brown | Peluquerías | Almirante Brown | aislamiento social

Volvieron a abrir las peluquerías en Almirante Brown

Con un importante protocolo, las peluquerías pudieron abrir sus puertas al público luego de más de 4 meses sin trabajar por el aislamiento social.

A más de cuatro meses del comienzo del aislamiento social obligatorio, llegó el día más esperado para las peluquerías de Almirante Brown. Tras una larga espera ayer pudieron volver a abrir sus puertas y volver a atender a los clientes.

Si bien hay algunos peluqueros que no pudieron sobrevivir a la pandemia, hay otras que pudieron volver a la actividad con un estricto protocolo para preservar la salud tanto de clientes como de trabajadores y evitar posibles contagios de coronavirus.

En una de las peluquerías reconocidas de la zona céntrica de Adrogué, se establecieron varias medidas previo a la atención de quienes quieren hacerse un corte o un tratamiento: "Limpiamos las veredas, tenemos un trapo con lavandina donde limpiar los zapatos que se renueva cada dos horas, se toma la temperatura y se pone alcohol en gel, y las camperas y abrigos se dejan en una bolsa de nylon", contó su dueño Leonardo.

IMG_6077.JPG
Máscara, termómetro y alcohol en gel, algunas de las medidas del protocolo para el ingreso a las peluquerías.

Máscara, termómetro y alcohol en gel, algunas de las medidas del protocolo para el ingreso a las peluquerías.

A lo largo de estos cuatro meses de aislamiento social, este trabajador sobrevivió gracias a que pudo vender productos de peluquería y perfumería de manera online. "Fue muy difícil, tremendo. Pero hay mucha gente que la esta pasando peor", dijo.

Horacio, quien trabaja en una peluquería ubicada en Rafael Calzada, se explayó en la misma sintonía. "Los peluqueros fuimos de los más perjudicados", sentenció, aunque entiende que "es entendible porque nosotros estamos más de 15 minutos en contacto con las personas".

Sobre las medidas de seguridad que estableció en su peluquería, además de las cuestiones de higiene decidió poner sus sillones en los que atiende a los clientes a un metro y medio de distancia. Él, por su parte, no sólo lleva barbijo sino que también un delantal descartable y una máscara plástica que le cubre la cara.

"La gente llama o manda mensaje para pedir turno se les consulta si tuvieron contacto con alguien con coronavirus o si tienen algún síntoma y se les da el ok. Estamos atendiendo dos personas a la mañana y dos a la tarde, a menos que sean una familia que pueden atenderse juntos. Los hacemos venir con horarios separados para desinfectar", sentenció Horacio.

IMG_6085.JPG
Con un amplio protocolo, las peluquerías de Almirante Brown volvieron a abrir.

Con un amplio protocolo, las peluquerías de Almirante Brown volvieron a abrir.

Tras un largo tiempo, el poder abrir las peluquerías y volver a atender a sus clientes fue un alivio para quienes trabajan en este rubro en Almirante Brown, uno de los últimos en ser habilitados por el Gobierno Nacional. "Fue emocionante, fue como arrancar a trabajar por primera vez otra vez. Muy lindo y gratificante", dijo Leonardo.

Sin embargo, ante la posibilidad de que haya una posible vuelta atrás de fase de aislamiento social, el peluquero de Adrogué expresó: "Estamos con una incertidumbre que no sabemos si seguimos trabajando, pero esperanzados de seguir así y que otro rubros puedan reabrir. Muchos la están pasando mal".

Dejá tu comentario