Canning | ruta 58 | Presidente Perón | Camino de las latas

Preocupación por el cruce de la Ruta 58 y el Camino de Las Latas: caos y peligro en horas pico

El acceso a Presidente Perón es cada vez más utilizado y el alto caudal vehicular genera inconvenientes en la intersección con la ruta 58.

Desde hace largos meses, el cruce de la Ruta 58 con el Camino de Las Latas a la altura de Presidente Perón se ha convertido en un escenario propenso a que sucedan accidentes de tránsito, en especial durante las horas pico donde cientos de vehículos confluyen en esta intersección de caminos.

Esta situación se incrementó por las obras de la nueva autopista del Camino del Buen Ayre que cruza por la Ruta 58. Como no existe un semáforo que señalice la circulación en este cruce de tránsito proveniente de Canning, San Vicente y Almirante Brown, los conductores no saben quién tiene la prioridad para avanzar. El otro factor es el arreglo del Camino de Las Latas, que hace que cada vez sea utilizado por más vecinos.

De esta manera, la mayoría de los vehículos apelan a la “intuición” y esperan sobre las rudimentarias dársenas de giro o incluso en doble fila en medio de la ruta para poder cambiar de dirección.

“El cruce es un infierno. Cada tanto tenemos un accidente de autos que quieren cambiar de mano y no divisan que por el otro carril viene un coche a toda velocidad. Entonces impactan de frente o de costado”, explicó uno de los vecinos del country Horizontes Al Sur, que suele transitar habitualmente por este lugar. “Es terrible que no haya un semáforo o algo que señalice cuando tenés una obra a metros”, agregó con indignación.

Miles de vehículos circulan diariamente por este cruce de la Ruta 58 y el Camino de Las Latas que cada día se vuelve más peligroso para los conductores, con el agravante de la construcción de la autopista. “Realmente es un peligro, los días de viento se levanta una polvoreda que no se ve nada y puede llegar a ser fatal por que sólo hay un carril por lado y podés chocar de frente”, completó otro vecino de Cruz del Sur que observa constantemente este panorama preocupante con respecto al tránsito.

22 canning cruce.JPG
Preocupación por el cruce de la Ruta 58 y el Camino de Las Latas

Preocupación por el cruce de la Ruta 58 y el Camino de Las Latas

Baches y cráteres, otro problema histórico de la zona

Otro de los inconvenientes que registra esta zona de la Ruta 58 y también sobre la entrada a San Vicente por El Pampero son los baches que suelen causar serios daños en los vehículos que circulan a alta velocidad y no divisan los cráteres.

“Es un desastre, un peligro porque debemos tener cerca 50 pozos en la zona. Vialidad viene después de 20 llamados que hacemos, tapan el pozo con un poco de capa asfáltica que a la primera tormenta o cuando pasa el colectivo ya se vuelve hacer el agujero”, expresó un vecino de Cruz del Sur.

Si bien ya hubo varios siniestros, la mayoría se producen por las noches, porque al ser una zona de campo con poca iluminación los vehículos se ven sorprendidos por el cráter y deben “pegar el volantazo”, aunque ya con la cubierta reventada.

Esta maniobra de emergencia obliga a que los vehículos tengan que invadir con su parte delantera en el carril opuesto, lo que podría terminar en una tragedia si en ese momento viniera un vehículo en dirección opuesta.

“Cuando vienen a visitarme familiares les tenemos que hacer un mapa con la ubicación de donde están todos los pozos”, reveló con enojo Oscar. “Espero que alguna vez las autoridades traigan una solución a este problema eterno”, cerró el countrista.

baches 1.jpg

Dejá tu comentario