Canning | tenis | Canning | pelotas

Crisis en el tenis de la región por falta de pelotas 

En los countries de Canning y en los complejos de canchas de tenis de la región sufren la falta de pelotas, que se da en todo el país por problemas con la importación.

Los amantes de los countries de Canning y de la región atraviesan un problema inesperado: hay un faltante de pelotas en todo el país, lo que dificulta el desarrollo de torneos y obliga a los jugadores a “hacer durar” las que tienen e incluso seguir utilizándolas cuando ya tienen cierto desgaste.

La razón principal que genera este “caos” deportivo y continúa con modificaciones en torneos, reglamentos y metodología de juego, son problemas en la importación de las pelotas. También hay cuestiones impositivas, bloqueos, imposiciones antidumping, la problemática del transporte internacional, falta de inversión y el tipo de cambio.

Sergio Magliano, coordinador de tenis de El Sosiego, aseguró en dialogo con Diario Canning que el problema persiste “desde principios de año”. Si bien hace unos meses ingresaron pelotitas marcas Wilson, las Dunlop “no están entrando desde hace casi un año”.

WhatsApp Image 2021-09-22 at 12.46.03.jpeg
Crisis en el tenis de la región por falta de pelotas

Crisis en el tenis de la región por falta de pelotas

Por su parte, Nicolas Amar, dueño de dos tiendas de elementos de tenis en Adrogué y Lomas y distribuidor en Zona Sur de las pelotas Penn, sostiene: “El problema ahora es que la cantidad de contenedores que ingresan no es tanta y quedan varados en Brasil. Esperan que se junten más para venir al país. Para otros rubros podés esperar y vender cuando recibís. En este caso con las pelotas lo que se está haciendo es vender y la empresa tiene que traer el paño por avión y fabrican menos de lo normal porque hay una gran demanda y no cumple con las expectativas de los corredores”.

Rafael Masri, quien dirige la subcomisión de tenis del country de Canning Venado II, reafirmó que “el problema es que no hay ni pelotas terminadas que entran ni materiales de calidad para terminar las que están”. “Un canasto de un profesor maneja unas 30 pelotas que van sufriendo un desgaste. Un mes como mucho pueden durar para que la pelota tenga cierta dignidad”, agregó Masri, quien también es dueño de un complejo deportivo en Capital Federal y sufre la falta de pelotitas diariamente, por dedicarse no solo al uso, sino también a la venta.

La problemática toma mayor importancia cuando se trata de un torneo de tenis, ya que los requisitos para jugar incluyen el uso de pelotas nuevas, envasadas y de buena calidad. Como este producto se encuentra en falta, las medidas debieron ser más flexibles para el desarrollo del juego en los torneos intercountries de Canning.

“Este año se permitió poner pelotas sueltas, que no sean de tubo. La pelota suelta es más barata porque te evitas el costo del tubo y la presurización. Las sueltas, al no estar envasadas la vida útil es menor, de un mes. La liga permitió eso, por un tema de costos y porque no había tubos a principio de año”, contó Magliano sobre los nuevos permisos de la liga.

“La gente que viene a alquilar la cancha necesita pelotas y hay demoras en la entrega, a veces la calidad es pésima porque las hicieron con lo que encontraron, aun siendo primeras marcas. Lo peor que podés atravesar es decir ´no tengo pelotas´porque ahí no pueden jugar o tienen que jugar con las que le sacaron al perro”, concluyó Masri.

Dejá tu comentario