Canning | Canning | Sukkot | comunidad judía

La comunidad judía countrista de Canning celebra un nuevo Sukkot con hermandad y alegría

Conocida como la "Fiesta de las Cabañas", conmemora un periodo muy importante para la colectividad, destinado al fortalecimiento de los vínculos sociales.

Desde el pasado viernes hasta el atardecer del próximo 6 de octubre, la comunidad judía de Canning y de todo el mundo lleva adelante la celebración de una de las costumbres religiosas más antiguas e importantes: Sukkot.

Se trata de una festividad de origen bíblica que conmemora los cuarenta años que el pueblo de Israel caminó por el desierto de Sinaí en busca de la Tierra Prometida. Durante esas cuatro décadas, los judíos vivieron en cabañas de manera provisoria y construida con elementos precarios para refugiarse de las tormentas de arena.

En las cabañas los judíos compartían el poco alimento y las provisiones con las que contaban mientras oraban. De ahí el nombre que recibe de la “Fiesta de las Cabañas” o también conocida como del Tabernáculo y Sukkot en hebreo.

Para conmemorar esta festividad bíblica, todos los años en los countries de Canning con fuerte presencia de la colectividad judía se realizan actividades masivas. Habitualmente, cada familia arma su propia cabaña y no solo comparte una comida entre sus seres queridos, sino también lo hacen con el resto de la comunidad.

image.png
Sukkot es una de las festividades más importantes de la colectividad judía.

Sukkot es una de las festividades más importantes de la colectividad judía.

En este 2023, el Círculo Social Hebreo Argentino y los barrios Mi Refugio y El Sosiego tendrán acciones similares para conmemorar un nuevo Sukkot. “Como todos los años, tendremos la Fiesta de la Cabaña que consiste en que la gente prepare una cabaña en su casa y coman dentro de ella, para luego compartir con el resto”, contó Gustavo Sakkal, presidente del Círculo Social Hebreo Argentino, en diálogo con Diario Canning.

El año pasado en el Círculo Hebreo se hicieron 148 cabañas de familias judías, cuya acción resultó inédita con respecto a años anteriores por su masividad y se espera que este año sean más incluso. “Puedo asegurar que haya tantas cabañas armadas fuera de Israel en un mismo lugar es totalmente atípico en Latinoamérica salvo alguna excepción”, añadió Gustavo y completó: “Lo más importante es poder juntarse, estar con la familia, con los amigos y celebrando con alegría esta festividad”.

Por otro lado, en Mi Refugio también se llevó a cabo una acción comunitaria el día sábado, mientras que en El Sosiego hubo un propietario puso a disposición su cabaña para recibir a sus vecinos y compartir un momento en familia, según explicaron desde este country.

image.png
El templo de Canning.

El templo de Canning.

Salir del confort y entregarse espiritualmente

La festividad del Sukkot busca que los judíos salgan de su zona de comodidad abandonando lo material para acercarse a lo espiritual. “Dejar nuestras casas cómodas para entregándonos en fe a Dios y disfrutando de estar bajo su cobijo”, explicó Gustavo.

Asimismo, el presidente del Círculo Hebreo de Canning comentó cómo deben ser construidas las cabañas. “Tiene que tener un techo que sea endeble y natural, ya sea con eucalipto o con estirillas para que te permita ver las estrellas y estar en contacto con la naturaleza”, expresó.

Pionero en su religión

Cabe mencionar que el Círculo Social Hebreo Argentino de Canning es la única institución que abrió un templo de la colectividad en Argentina los últimos 70 años. Por esta razón, muchos judíos también de distintos lugares se acercan para celebrar en comunidad la festividad del Sukkot.

Leé también: Alberto Fernández en Canning: supervisó viviendas en construcción

Dejá tu comentario