CANNING

El Club Deportivo San Vicente se consagró bicampeón de la Copa Canning

La dura final, que fue contra Lagos de Canning, se jugó ayer a la noche y terminó 1-0. A pesar del intenso frío, la temperatura se mantuvo elevada entre los jugadores.
miércoles, 14 de agosto de 2019 · 13:31

La Primera del Club Deportivo San Vicente salió campeón por segundo año consecutivo de la Copa Canning, organizada por ADCC. Su rival fue Lagos de Canning, que estuvo a la altura del partido y, por un solo error, se quedó con el segundo puesto. 

Ambos planteles se destacaron durante la primera mitad del año, ya que tuvieron un excelente desempeño en las diferentes competencias que disputaron. 

El Deportivo llegó a este partido luego de haber finalizado en el segundo puesto del Torneo Apertura, a solo seis puntos de Lagos, que terminó primero luego de haber ganado todas las fechas. 

Frente a este panorama, el conjunto local salió a conseguir la victoria para intentar cortar con la increíble racha de su rival. Sin embargo, el cruce no fue sencillo para ninguno de los dos. 

Los primeros 45 minutos se cumplieron manteniendo la igualdad inicial del resultado, como consecuencia del gran trabajo defensivo. Los delanteros generaron grandes oportunidades de gol, pero los arqueros estuvieron acertados y no permitieron que esto suceda. 

Debido a la tensión del partido, hubo muchas amonestaciones para ambos planteles que se duplicaron en la segunda mitad. Nadie quería estar en desventaja, por eso, fueron duros a la hora de disputar la redonda. 

El 0-0 siguió presente hasta el final del partido. En el banco ya estaban dialogando sobre cuáles iban a ser las mejores estrategias para poder sacar ventaja en la ronda de penales, pero una sorpresiva jugada del Deportivo San Vicente produjo un cambio contundente. 

Agustin Tiraboschi, delantero del conjunto local, fue el encargado de finalizar un gran contraataque y no falló. Su disparo cruzado, que se originó desde la derecha, terminó dentro del arco. El jugador salió de la cancha corriendo  para festejar junto a la hinchada azulgrana, que estuvo durante todo el encuentro alentando con cantos, acompañados de bombos y redoblantes. 

Lagos quedó destruido luego de esta situación, ya que tenía solo cuatro minutos para intentar marcar. Una vez que llegó el tiempo de adición, los deportistas de Canning empezaron a jugar más fuerte, por eso, dos hombres del Deportivo cayeron sobre el césped lastimados, a causa de duras infracciones. 

Tras el pitido final, los fanáticos del ganador ingresaron a la cancha para celebrar con los protagonistas. Al mismo tiempo, el conjunto que perdió se acercó hasta el lugar donde estaban los árbitros para realizar una serie de reclamos, que terminó con varios empujones. Las discusiones cesaron sin haber pasado a mayores y el grupo local cerró la jornada levantando la Copa mucha emoción.

Comentarios