Esteban Echeverría | Monte Grande | casa | horror

La historia de la víctima de "La casa del horror" de Monte Grande: su papá abusó de ella durante 10 años

Nicole Salaberry fue la víctima de su papá desde los 5 hasta los 15 años. Más de tres años después, se anima a contar su historia.

El caso conocido como "La casa del horror" de Monte Grande, por el que un hombre de 40 años fue acusado de abusar sexualmente de su hija durante diez años, llegará a juicio a partir del próximo lunes 30 de mayo. La víctima, que ahora tiene 19 años, había logrado en 2019 contar a su familia las situaciones por las que la hacía pasar su padre y lo denunció.

El domicilio en el que ocurrieron los presuntos abusos está ubicado en Liñam 1400, a pocas cuadras del cruce entre la avenida Ramón Santamarina y Pedro Dreyer en Monte Grande. Allí, Pablo Luciano Rutz, hoy de 44 años, está acusado de abusar física y sexualmente de su hija, Ludmila Nicole Rutz Salaberry, desde que ella tenía 5 años hasta los 15.

casa horror mg 1.jpeg

“Era un infierno vivir en esa casa, mi papá se enojaba muchísimo si salíamos sin su permiso pero no nos dejaba hacer nada. Vivíamos como encerrados. No podíamos ir a la casa de mi abuela, ni de mis tías. Nunca fui a cumpleaños ni a fiestas de egresados. Al único lugar que salía era a la Iglesia los sábados, pero una vez se enojó mucho así que ya después nunca más volví a ir”, contó la víctima, Nicole Salaberry, de 19 años, en comunicación con El Diario Sur.

En aquella casa, Nicole vivía con Luciano Rutz, su madre y sus tres hermanos. Luego de haber hecho la denuncia en 2019, Luciano fue detenido en la Comisaría de Monte Grande. Sin embargo, lejos de haber sido un alivio y un calvario terminado, la pesadilla continuó. “Mi madre me echó de mí casa, yo no tenía a dónde ir y, a pesar de que mi padre siempre nos prohibió ir a la casa de mi abuela materna, ella me adoptó y me refugió”, reveló Nicole, quien asegura que hoy sufre amenazas de muerte de su familia por haber denunciado a su padre.

“Después de que lo denuncié, mí vida cambió por completo. Yo ya estaba muy mal, aguantando tanto dolor y tristeza. Me fui a lo de mi abuela y ahí conocí lo que es en verdad el amor de familia. Mi madre, la familia de él (Luciano) y mi hermano ahora lo apoyan a él. Luciano sigue preso, pero aun así él se comunica con mi mamá y mis hermanos. Desde hace más de 4 años que vengo aguantando las discusiones y amenazas”, expresó.

casa horror mg 2.jpeg

Uno de sus hermanos fue quien la ayudó para denunciar a su papá por la violencia y abusos ejercidos hacia ella. Hoy, Nicole asegura que ya no le cree y apoya a su papá. “Él vio el video, pero después empezó a hablar con Luciano por celular y su cabeza se dio vuelta. A partir de ahí, me hacen la vida imposible. Me dijeron en la cara que no me creían, que yo era una mentirosa y una loca. Aun así, yo no puedo tener remordimiento ni odio hacia ellos”, manifestó.

“Estuve durante años sin poder salir a la calle por miedo a que ellos me hagan algo. De a poco fui tomando fuerza, acompañada y pude salir. Era eso o matarme, ya no aguantaba más la angustia. Ahora con el juicio es revolver un montón de sentimientos y recuerdos otra vez, va a ser muy difícil porque así no voy a poder superarlo nunca, pero quiero que se haga justicia”, remarcó.

casa horror mg 3.jpeg
La víctima de la casa del horror de Monte Grande.

La víctima de la casa del horror de Monte Grande.

“Nunca lo dejás atrás, aunque intentás siempre los recuerdos vienen. Más por el dolor de que tu mamá te abandonó. Todas las cosas que tuve que pasar y estoy pasando, sólo por denunciar a una persona que me estaba lastimando y llegar a pensar ‘¿por qué carajo lo denuncié? ¿por qué no me quedé callada?’. Yo hice un gran esfuerzo, por años, en callarme por el miedo de que ella me abandone y al final lo hizo”, señaló la joven de Monte Grande.

El juicio tendrá su comienzo el próximo lunes 30 de mayo. “Estamos pidiendo la pena máxima”, contó la denunciante. La causa ingresó por primera vez a la UFI N°3 de Esteban Echeverría bajo la caratula de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, pero tras las amenazas pasó a la Unidad de Asistencia de Juicio Común y por Jurados del Tribunal Oral en lo Criminal N° 9. Actualmente, el delito se encuentra caratulado como “abuso sexual doblemente calificado por el vínculo y por acceso carnal en concurso real con amenaza”.

Dejá tu comentario