Esteban Echeverría | constanza | Monte Grande | casa

Con disfraces y emoción, recibieron a Constanza en Monte Grande tras el trasplante

La nena de tres años regresó a casa con la bienvenida sorpresa de familiares y amigos. Ahora deberá continuar con la recuperación en su hogar.

Constanza Antúnez es una nena de tres años de Monte Grande que pasó los últimos meses internada en el Hospital Garrahan y, el pasado jueves 5 de mayo, regresó a su casa con un recibimiento especial de familiares y amigos. Hace 50 días superó con éxito una cirugía en la que recibió un trasplante de médula y aún le restan otros 50 días de recuperación, pero en su casa y con su familia otra vez.

Coni, como le dice su familia, sufría de aplasia medular, es decir, su médula no producía las células madres de la sangre, por lo que no tenía defensas suficientes. Estuvo más de un mes en coma inducido y, tras un tratamiento, logró salir del coma pero se mantuvo internada durante los últimos dos meses. El 22 de marzo recibió un trasplante de médula, donado por su hermana melliza Paloma, y se recupera óptimamente.

Constanza Monte Grande casa 2.jpg
El cartel de bienvenida a Constanza en su regreso a Monte Grande.

El cartel de bienvenida a Constanza en su regreso a Monte Grande.

El pasado jueves, Constanza recibió el alta para continuar con la recuperación en su casa, en Monte Grande. Sus padres la fueron a buscar al Hospital Garrahan y la trajeron con una bienvenida sorpresa: más de 30 personas, entre familiares y amigos, la esperaron con carteles y disfraces de sus héroes favoritos.

“Fue una tarde de mucha emoción. Mi pareja estuvo 100 días con ella ahí adentro y ver el mundo exterior y toda la familia es muy emocionante. A Coni la vi muy feliz, no esperaba que esté tan feliz realmente, pero la bienvenida le encantó. Ella es puro amor y le encantan las fiestas, aparte de que pasó su cumpleaños encerrada y quería festejarlo”, expresó Tomás Antúnez en diálogo con El Diario Sur.

“Las horas siguientes en casa fueron de una paz indescriptible, con mucho amor y felicidad. Paloma la estaba esperando mucho, aprovecharon para jugar juntas, reencontrarse y recuperar el tiempo perdido”, contó Tomás. A pesar de haber recibido el alta, Constanza aún debe cuidarse y le restan otros 50 días de recuperación. No podrá ir al jardín todavía y debe permanecer aislada, con poco contacto con el exterior.

Constanza Monte Grande casa 3.jpg
Las hermanas mellizas Constanza y Paloma se reencontraron nuevamente.

Las hermanas mellizas Constanza y Paloma se reencontraron nuevamente.

“Hasta que cumpla los 100 días después del trasplante, se seguirá realizándole un seguimiento. Va a permanecer en casa, en cuarentena, sin poder salir a hacer alguna actividad o recibir otras visitas más que nosotros. Nosotros podemos salir a trabajar pero tomando todos los recaudos necesarios. Lo más importante es que está otra vez en su hogar, con su familia y la podemos ver súper contenta”, explicó.

Tres meses hasta tener un diagnóstico certero

Constanza ingresó al Hospital Garrahan por primera vez en noviembre del 2021, debido a “un malestar en la panza y vómitos”. Los médicos le detectaron hepatitis crónica autoinmune y debió pasar 20 días internada. La recomendación profesional a la familia fue realizar un trasplante de hígado, aunque pudieron tratarla con un medicamento.

En enero de este año volvió a estar internada por coronavirus, que lo padeció durante 45 días. Luego, Constanza comenzó con hemorragias nasales y vómitos de sangre. “Pensábamos que era consecuencia del covid”, aseguró su familia. Continuó en su casa hasta el 1 de febrero, que ingresó al Hospital Garrahan por la aplasia medular. Debido a esta condición, una bacteria llamada pseudomona ingresó a su cuerpo dañando los órganos más importantes como el corazón y los riñones, entre otros.

monte grande constanza casa 4.jpg
Constanza Antúnez padecía de aplasia medular y recibió un trasplante de médula, donado por su hermana.

Constanza Antúnez padecía de aplasia medular y recibió un trasplante de médula, donado por su hermana.

Donar sangre para salvar vidas

A la familia de Monte Grande le quedó grabada esa etapa desesperante en la que Constanza debía recibir transfusiones todos los días. Por eso remarcaron la importancia de la donación de sangre. "La gente siempre está invitada a donar en el banco de sangre del Garrahan que ayuda a muchos chicos. El 50% de los chicos de todo Buenos Aires habrá pasado por el Garrahan y siempre se necesita dar una mano en cuanto a la sangre, que a veces requieren constantemente", remarcó Tomás.

Dejá tu comentario