A CINCO AÑOS DE SU MUERTE

La historia de la modelo de Monte Grande que está vinculada al caso Nisman

Melisa Engstfeld fue señalada como la última novia del fiscal. Es la última persona que Nisman buscó en su computadora antes de su muerte. Aparece en la serie de Netflix que reavivó la discusión sobre el caso.
domingo, 19 de enero de 2020 · 14:10

A cinco años de su muerte, el caso del fiscal Alberto Nisman sigue con más interrogantes que respuestas. Las certezas sobre lo que ocurrió en su departamento de las Torres Le Parc son muy pocas, pero una de ellas lleva directamente hacia una joven modelo de Monte Grande: Melisa Engstfeld (25), la última persona que Nisman buscó en su computadora antes de ser encontrado sin vida. Además, su nombre y su vínculo con el caso forman parte de la nueva serie de Netflix. 

Melisa nació y creció en la ciudad. Construyó aquí amistades que hasta hoy mantiene y, quienes la conocen, la describen como una chica que ha sido “popular” durante la adolescencia. No era para menos; desde temprana edad ya dio sus primeros pasos en la moda realizando campañas y producciones de fotos. 

Engstfeld asistió a distintos colegios privados de Monte Grande y cursó la carrera de Comunicación Social en la Universidad de Lomas de Zamora, con el objetivo de formarse como periodista. Ya en su adultez tuvo cada vez más peso en el mundo del modelaje, y después de la muerte del fiscal conseguiría algunas participaciones en la televisión, escenario del que hoy está alejada. 

Y así como su figura y su nombre fueron en ascenso, Engstfeld también empezó a relacionarse con personas de poder, como Nisman. La modelo y el fiscal se conocieron en el 2014. Fue en el sector vip del boliche porteño Rose Bar. Según ella, la relación que tenían era de amistad; pero según declaró en la causa la empleada de limpieza de Nisman, Gladys Gallardo, él se refería a Melisa como “su novia”. 

A Engstfeld se le tomó declaración testimonial solamente una vez por la causa del caso Nisman, el 5 de marzo de 2015. Hasta entonces, lo único que ataba a la joven modelo de Monte Grande con el fiscal era que habían cenado juntos en la noche el 26 de diciembre de 2014, poco antes de que Nisman viajara a Europa junto a su familia y luego volviera de urgencia a Argentina. Pero hay más. 

En su declaración, Engstfeld aclaró que no eran novios. También contó que en la cena que compartieron en el departamento del fiscal habían estado solos, tomaron vino blanco y hablaron sobre cómo él podía ayudarla a sacar su Visa para viajar a Estados Unidos. Luego de esto, dijo haberse ido del departamento, desmintiendo haber dormido en el hogar del fiscal. 

Tiempo después, con una pericia informática que se realizó en la notebook de Nisman, se descubrieron detalles de lo que había buscado antes de su muerte. Googleó la palabra “psicodelia”, leyó una nota de Claudio María Domínguez sobre la muerte, y por último navegó por el perfil de Instagram de la modelo de Monte Grande. Miró algunas de sus fotos y cerró la computadora. Esto pasó exactamente a las 7:28 del domingo 18 de enero de 2015. 

Y aquí se ramifican una serie de contradicciones e hipótesis que tampoco han encontrado consenso alguno. Es que según la pericia realizada por Gendarmería Nacional, la muerte de Nisman data de las 2:46 de aquella madrugada; entonces, si esto fuera certero, ¿quién usó la computadora del fiscal y por qué hizo esas búsquedas? 

A su vez, el informe del Cuerpo Médico Forense manifiesta que la muerte del fiscal pudo haber sido después de lo calculado por Gendarmería, por lo que esas búsquedas podrían haber sido efectuadas por el propio Nisman. 

El nombre de Melisa Engstfeld, y su aparición en la computadora minutos antes (o después) de la muerte de Nisman, se ha vuelto más que relevante en el camino del esclarecimiento sobre qué pasó en aquel departamento de las Torres Le Parc. 

Es por esto que la búsqueda –y por lo tanto, también ella– aparecen en el documental estrenado en Netflix hace una semana, “Nisman. El fiscal, la presidenta y el espía”, exactamente en el minuto 64 del cuarto capítulo.  

Consultada por El Diario Sur sobre esta mención hacia su persona en la serie, Melisa Engstfeld prefirió no hacer declaraciones al respecto, ni tampoco sobre cualquier otra cuestión relacionada a la causa.

Comentarios