Ezeiza

Un policía de Ezeiza fue acusado de abusar a una nena de cinco años

El hombre, que es pareja de la abuela de la menor, recibió una denuncia pero continúa en libertad. El viernes se hará una marcha para pedir justicia.
martes, 06 de agosto de 2019 · 11:12

Un policía de Ezeiza fue acusado de tocar y abusar a una nena de cinco años, que es la nieta de su pareja. El suceso salió a la luz el último 20 de diciembre, pero desde entonces se encuentra sin resolver. 

“Ese día fui de visita a la casa de mi mamá y noté que Emily se encontraba distante con respecto a esta persona. Cuando le pregunté cuál era la razón, me contestó que se alejaba porque él tocaba sus partes íntimas”, aseguró Belén Andrade, la madre de la niña abusada. 

Tras enterarse de esta terrible situación, ella decidió hablar directamente con el policía, a quien conoce desde hace más de 20 años. Él habría negado todo desde el primer momento y le habría respondido “es mentira, solo le daba caramelos”. 

Finalmente se acercó hasta la Comisaría de la Familia perteneciente al Municipio de Ezeiza para realizar la denuncia y dejar todo lo que ocurrió por escrito. El miedo de Belén es que, como su hija fue de visita muy seguido a la casa de su abuela durante los últimos dos años, exista la posibilidad que haya vivido situaciones como ésta en reiteradas ocasiones. “Yo tengo cuatro hijos, pero ellos siempre pedían por Emily. Tenían un favoritismo con ella”, continuó Andrade. 

Durante la madrugada del 21 de diciembre del año pasado, la menor se sometió a la pericia médica y dio positiva, ya que debido al manoseo que sufrió le habían quedado irritaciones en su zona genital. Todo indicaba que el procedimiento para demostrar que el efectivo era culpable iba rápido, pero no fue así. A pesar de que ya pasaron más de ocho meses, la nena aún no pudo ser sometida a la Cámara Gesell. Mientras tanto, el acusado lleva su vida con normalidad.

La situación es más compleja de lo que parece, ya que Andrade confesó que su madre estaba enterada de lo que ocurría y decidió pasarlo por alto: “Emily le contó a mi mamá lo que estaba pasando con su pareja, pero la siguió dejando sola con esta persona. Nunca me dijo nada de lo que sucedía. Desde ese día no tengo más contacto”.

Con el objetivo de reclamar justicia, un gran grupo de personas planea reunirse este viernes 9 de agosto frente a la fiscalía que está a cargo del caso. “Vamos a reclamar la Cámara Gesell, porque es lo único que falta para meterlo preso”, concluyó Andrade.

Comentarios