Ezeiza

A tres semanas del allanamiento en el campo de Raúl Onorato, ya se murieron 50 caballos

Tras el megaoperativo que realizó la Policía Bonaerense en el predio de Tristán Suárez, diferentes ONG se encargaron de rescatar a los equinos abandonados. A pesar del esfuerzo, muchos perdieron la vida.
viernes, 06 de septiembre de 2019 · 12:02

Se cumplen tres semanas del allanamiento que realizaron efectivos de toda la provincia en el campo de Tristán Suárez, perteneciente a Raúl Onorato, donde se encontraron más de 400 caballos en pleno estado de abandono. Si bien las ONG actuaron de inmediato para rescatar a los animales, muchos perdieron la vida en los últimos días. 

Cuando se descubrió la macabra situación, 25 equinos ya estaban muertos y cientos padecían problemas de desnutrición. Mediante un trabajo exhaustivo, la gran mayoría tuvo una mejoría en su salud, pero otros 25 no lograron sobrevivir a los diferentes tratamientos que recibieron. 

Los grupos de rescatistas colaboraron con una gran donación, que finalizó el pasado 31 de agosto. Debido a la gran cantidad de equinos afectados, los medicamentos que utilizaron los veterinarios se acabaron rápido y no contaban con el dinero necesario para seguir comprando materiales. 

"Viene todo muy flojo. Se nos están cayendo caballos todos los días. No separaron a los potrillos de las yeguas. Hay dos que son recién nacidos y no tienen que estar entre la manada porque corren peligro de salir lastimados. Además, les dan de comer contra los alambrados y esto genera que solo los animales más grandes se alimenten bien", aseguró Fernanda Herrera miembro de la Asociación Civil Con Alas.

Onorato y su hijo son las dos personas que hasta el momento serían responsables del hecho, pero el juez de garantías, Horacio Hyrb, denegó la prisión preventiva que la fiscal María Eugenia Garrido pidió para los sospechosos.

Efectivos de Ezeiza también continúan trabajando para intentar identificar a los animales y constatar de donde viene cada uno. Hasta el momento nadie se presentó a reclamar sobre algún animal, ni tampoco se encontraron marcas en los mismos que indiquen su lugar de origen.

Comentarios