Ezeiza

Nueva marcha en el Hospital de Ezeiza para pedir justicia por "una niña que asesinaron"

A dos meses de la muerte de Jazmín Gómez, familiares, amigos y conocidos de la menor se reunieron nuevamente en las puertas de la institución para expresar su malestar.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 09:52

Un enorme grupo de personas se reunió ayer por la tarde en el Hospital de Ezeiza para reclamar una vez más por el fallecimiento de Jazmín Gómez, una bebé que ingresó a la institución durante los primeros días de julio y luego de estar internada durante más de un mes, perdió la vida. Su familia acusa a los profesionales como los culpables del fallecimiento. 

En esta segunda marcha que organizaron, se reunieron frente a la puerta de la guardia, donde colocaron un parlante para expresar su malestar mediante un micrófono. El sonido del mismo generó que varios vecinos salgan a la calle para presenciar el doloroso momento. 

"Durante 16 días a la niña se le administró una medicación inapropiada. El director ejecutivo del Hospital solamente está para recibir los favores de los sindicatos. Hay profesionales que no pueden intervenir en el Hospital de Ezeiza porque el sindicalismo no los dejan", aseguró el hombre que dio el discurso acompañado de los padres de Jazmín. 

La menor pudo ser trasladada a una institución de mayor complejidad, pero esto no fue suficiente para salvar su vida, dado que falleció durante la madrugada del 22 de julio con un diagnóstico de falla multiorgánica. 

"Vamos a exigir la renuncia del director. Todo aquel que tenga un familiar internado en el Hospital de Ezeiza, le pedimos que trate de derivarlo a otro lugar. Son desgracias evitables. La muerte de una persona por negligencia no es un accidente, es un asesinato", destacó el hombre que dio toda la información de Jazmín por micrófono. 

El último 29 de julio los familiares también se trasladaron hasta el lugar caminando desde la estación de La Unión, con las intenciones de hacer un reclamo similar. En aquella ocasión, donde lograron atravesar las puertas del nosocomio, permanecieron durante largas horas pidiendo justicia.

Comentarios