Ezeiza

Alumnos de Ezeiza homenajearon a un profesor histórico en un emotivo acto

Los estudiantes presenciaron la ceremonia junto a profesores y directivos de la institución, que estuvieron acompañados por familiares de Juan Carlos Iribane, que falleció luego de jubilarse. El docente pasó a la inmortalidad porque decidieron ponerle su nombre a un aula.
jueves, 19 de septiembre de 2019 · 14:39

El Instituto Niño de Belén de Spegazzini vivió una mañana muy emotiva porque estudiantes de todas las edades, profesores, directivos y familiares organizaron un acto en homenaje a Juan Carlos Iribane, un histórico profesor que dio clases durante muchos años en la institución y falleció en junio de este año, al poco tiempo de haberse jubilado. 

La hermana y el hijo de Iribane estuvieron presentes en el lugar para ser testigos de el cariño que le tienen. Una vez que finalizó el himno nacional, alumnos y ex alumnos pasaron al frente con el objetivo de contar las experiencias que vivieron junto a él. 

"Juan Carlos me enseñó a perder el miedo a hablar en público y siempre se preocupó porque cada uno de sus alumnos saliera de sus clases aprendiendo de la manera correcta", destacó una joven que egresó en 2018 y lo recuerda como una pieza clave para avanzar en sus estudios secundarios. 

El director del colegio, Daniel Vidal, también dedicó unos minutos para recordar a Iribane, en donde lo recordó muy emocionado como “una persona muy formal y rígida, que se fue aggiornando con el tiempo. Aprendió a querer la escuela, por eso, cuando se fue en febrero de este año pensé que iba a volver, pero nos dejó sin ese adiós”.

Finalmente, el evento culminó con la presentación de una placa que lleva el nombre del histórico docente, acompañado de la frase “nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber” perteneciente al reconocido científico, Albert Einstein. La misma fue colocada por los familiares en la puerta del aula donde Juan Carlos dio su primera clase, que a partir de ahora llevará su nombre para siempre. 

El homenajeado profesor fue el primero de contabilidad que tuvo la institución tras su fundación en 2011 y cumplió sus horas hasta el año pasado, cuando se tomó licencia para abocarse a su segundo trabajo Ministerio de Defensa. Sin embargo, siguió acompañando al instituto en cada acto y se presentó por última vez cuando se inauguró la preceptoría hace siete meses.

Comentarios