Ezeiza

Habló la esposa de un obrero accidentado en Ezeiza: "Siempre me decía que era arriesgado el trabajo"

El operario se sometió a una operación de cinco horas por las graves heridas que sufrió al caer desde un andamio en el derrumbe ocurrido en el Aeropuerto Ministro Pistarini y continuará internado para que los profesionales puedan seguir de cerca su tratamiento.
miércoles, 25 de septiembre de 2019 · 12:07

Luis Moreira es un joven de 22 años que resultó herido de gravedad ayer por la tarde, cuando fue víctima del enorme derrumbe ocurrido en la nueva terminal que se estaba a punto de inaugurar en el Aeropuerto de Ezeiza. Debido a que cayó desde un andamio, ingresó al Hospital Eurnekian con un traumatismo severo en la cabeza, que incluía hundimiento de cráneo y pérdida de masa encefálica.

Si bien la operación a la que se sometió fue exitosa en donde se realizó una descompresión en su cerebro y se mantiene estable, aún permanece internado porque en "los próximos días recién podremos ver la magnitud de las lesiones. Deben pasar entre 48 y 72 horas", según lo mencionado por los profesionales que lo atienden. 

Laura, la esposa de Moreira que lo acompañó desde el primer momento, confesó que él siempre le decía que "era arriesgado el trabajo", pero de todas formas le gustaba hacerlo porque "no le teme a nada". A pesar de que su marido siempre le contaba que utilizaba todos los elementos de seguridad, desconoce si los tenía en el momento de su caída. 

Además de las heridas que el operario sufrió el la cabeza, también presenta quebraduras en las piernas, pero los profesionales todavía no trabajaron en ese sector.  "Ahora está grave. Dios quiera que salga bien, todos los familiares esperamos eso", concluyó Laura que aún está muy conmocionada por lo ocurrido. 

El papá de Luis también estuvo presente desde el primer momento, dado que se trasladó al hospital ni bien se enteró lo sucedido. “Yo estaba trabajando y recibí una llamada al celular. Me dijeron que había tenido un accidente", confesó el hombre ayer por la noche, mientras esperaba los resultados de la operación. 

De momento el capataz de la obra, José Bulacio, es la única persona que falleció en el derrumbe. "Lamentamos profundamente el fallecimiento del trabajador y acompañamos a su familia en este doloroso momento brindando todo nuestro apoyo", redactó la empresa Aeropuertos Argentina 2000 en un comunicado oficial.

Comentarios