Alerta mundial

De qué se trata la “flor de la abundancia”, una estafa de larga data que resurgió recientemente

Surgió hace más de un siglo y sigue reinventándose. Promete ganancias significativas con sólo conseguir aportantes. Si bien en un principio funciona, luego genera una estafa millonaria.
jueves, 11 de julio de 2019 · 12:32

A pesar de que la modalidad se inventó hace más de un siglo, recientemente reapareció a nivel mundial disfrazada de feminismo y sororidad. Se viralizó por última vez en los años ’90 en medio de la crisis y la lucha de las mujeres por la igualdad económica.

Nació de la mano del italiano Carlo Ponzi quien, a través de una compañía llamada Securities Exchange Company, prometía ganancias del 50% en 45 días, que podían llegar incluso al 100%. Para ello los interesados debían cambiar cupones postales –el método para hacer transacciones a nivel internacional después de la Primera Guerra Mundial- procedentes de inmigrantes indigentes que llegaron a Estados Unidos en medio de la crisis.

A pesar de que el empresario pagó todos los intereses, un día todo el sistema se cayó ya que no volvió a reinvertir el dinero y muchas personas quedaron sin nada, siendo que muchas personas vendían sus pertenencias en pos de una inversión que prometía grandes ganancias.

Casi un siglo después vuelve “El telar de la abundancia”, donde a través de grupos sociales y comunitarios o incluso por WhatsApp los estafadores apelan a la sororidad para invertir y poder adquirir una mayor independencia económica. Expertos aseguran que a pesar de que en un principio parezca atractivo, todo terminará en un inevitable fraude.

En este sentido, el abogado Sergio Mohadeb explica en su web Derecho en Zapatillas que, desde el punto de vista legal, su legitimidad depende de la transparencia al momento de difundir las reglas de la iniciativa y del consentimiento de los participantes, por lo que no existiría reclamo válido en la mayoría de los casos.

“No necesariamente es una estafa piramidal. Depende la información que dé (u oculte) a quienes ingresa y la buena fe de los participantes. Puede haber telares ‘inocentes’ aunque, como en cualquier actividad, hubo denuncias de chanchullos”, explicó el letrado. “Cuando dejan de entrar nuevos aportantes o ‘donantes’, la estructura puede colapsar”, aclara.

 CÓMO FUNCIONA

Conocida como Flor o Telar de la Abundancia, Mandala de la Prosperidad, Rueda de la Amistad o Célula de la Gratitud, entre otros, funciona siguiendo una estructura. Los ocho pétalos de fuego son los aportantes, seguido por los cuatro pétalos de aire, dos de tierra y una de agua que es la persona que cobra.

“En su mayoría son mujeres solteras que, por vínculos de confianza, acceden a poner dinero por necesidad económica. También pasa en la clase media con otros montos. Uno entra y tiene que reclutar a ocho personas para luego poder cobrar, hace un aporte de $20.000 y se cobra un 720%”, explica Strada.

La estafa sucede a medida de que se extiende la red. En un principio participan 15 personas, ocho aportan plata y uno solo la cobra. Así quedan 14 que se dividen en dos grupos de 7, que deben buscar a ocho nuevos aportantes para que dos “aguas”, una de cada grupo, cobren el monto prometido, así sucesivamente.

La trama funciona las primeras tres o cuatro veces, pero para que los primeros ocho que ingresaron cobren se requieren 128 personas adicionales, que si quieren cobrar necesitan a otras 1024, llegando a un punto en que la relación entre aportantes y quienes cobran se reduce.

Comentarios