Ciencia

La NASA descubrió en Plutón un elemento clave para la vida

La sonda New Horizons detectó una actividad geológica reciente y la presencia de amoníaco, un ingrediente clave en las investigaciones para encontrar vida extraterrestre.
viernes, 31 de mayo de 2019 · 12:48

Si bien en su corteza las temperaturas son inferiores los -270 grados, Plutón podría tener "agua líquida" en ríos subterráneos gracias a la presencia de amoníaco, un elemento clave para el desarrollo de la vida.

De esta forma lo indicó un grupo de investigadores de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los EE.UU. (NASA por su sigla en inglés), basados en edatos captados por la sonda New Horizons, que publicaron el descubrimiento en la prestigiosa revista científica Science Advances.

Según detalló al portal Space.com, Cristina Dalle Ore, científica planetaria de la NASA: "En los últimos años, el amoníaco ha sido un poco como el 'santo grial' de la ciencia planetaria".

Dalle Ore detalló que el " amoníaco es una molécula frágil y se destruye por la radiación ultravioleta y los rayos cósmicos. Entonces, cuando se encuentra en una superficie, significa que se había ubicado ahí hace relativamente poco tiempo, unos millones de años antes de ser encontrado".

Los investigadores explicaron que es posible encontrar agua en estado líquido, a pesar de las bajísimas temperaturas, por el calor de los minerales radiactivos en el planeta enano que hacen que en el interior de Plutón las temperaturas sean más cálidas que en la superficie.

Además, Dalle Ore detalló: "el amoníaco, cuando se mezcla con el agua, actúa como anticongelante y, por lo tanto, permite que el agua sea líquida a temperaturas que de otra manera serían demasiado frías".

Lo que los expertos de la NASA creen es que gracias al amoníaco en el agua es posible que exista un océano líquido bajo la gélida corteza de Plutón. Sin embargo, aún no pudieron determinar el lugar exacto en el que estaría presente ni cuál es la dimensión que podría llegar a tener.

Dalle Ore agregó: "Mi próxima tarea es tratar de determinar la ubicación de todos los respiraderos desde los cuales se podría haber rociado el agua y el amoníaco en un intento por hacer un mapa del tamaño del océano".

Más de

Comentarios