Curiosidades

Un estudio confirma que acariciar perros y gatos alivia el estrés

La investigación asegura que los efectos se aprecian tras sólo diez minutos de interacción con los animales.
miércoles, 24 de julio de 2019 · 09:33

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad del Estado de Washington (WSU), en Estados Unidos, demostró que, además de mejorar el estado de ánimo, tener una mascota produce beneficios fisiológicos que realmente pueden aliviar el estrés.

La afirmación fue publicada en la revista académica de la Asociación Estadounidense de Investigación Educativa, AERA Open. "Solo 10 minutos pueden tener un impacto significativo", aseguró la investigadora Patricia Pendry. "Los voluntarios en nuestro estudio que interactuaron con gatos y perros tuvieron una reducción significativa del cortisol, una hormona del estrés importante", detalló.

El análisis incluyó a 249 estudiantes universitarios divididos al azar en cuatro grupos. El primer grupo recibió interacción práctica en grupos pequeños con gatos y perros durante 10 minutos. Para comparar los efectos de diversos exposiciones a las mascotas, el segundo grupo observó a otras personas acariciando a los animales mientras esperaban su turno correspondiente.

El tercer grupo vio una presentación de diapositivas de los mismos animales disponibles durante la intervención, mientras que el cuarto grupo estaba “en lista de espera”.

Se tomaron varias muestras de cortisol salival de cada participante, comenzando por la mañana cuando se despertaron. Una vez que se extrajeron todos los datos de las muestras, los estudiantes que interactuaron directamente con las mascotas mostraron significativamente menos cortisol en su saliva después de la interacción.

Ante el estrés por las clases, los trabajos y los exámenes, muchas universidades norteamericanas instrumentaron programas llamados "Pet Your Stress Away" (“Libérate del estrés con mascotas", su traducción), donde los inscriptos pueden participar e interactuar con gatos y/o perros para aliviar algo de la tensión.

Comentarios