Lanús | River | Lanús | auto

Un vecino de Lanús tiene su casa con los colores de River y un auto histórico para el club

La vivienda de Miguel Aguirre está pintada de blanco y rojo y es furor en Lanús Este. También tuneó su Ford Falcon, el "Rivermóvil", que estará en el museo oficial del club en 2022.

Hace más de 40 años que Miguel Aguirre vino de Tucumán a Buenos Aires para cambiar su vida. Con él viajó su fanatismo por River Plate. Una vez instalado en Lanús, comenzó a formar su familia y le dedicó su vida a los colores blanco y rojo. Su pasión por el Millonario lo llevó a crear una obra de arte con su auto Ford Falcon. “El Rivermóvil” el año que viene dejará de rodar y formará parte del museo del club.

Su amor por River lo heredó de su mamá, mientras renegaba con su padre hincha de Boca. Miguel, más conocido en el barrio como “el Tucu”, contó cómo empezó todo en charla con El Diario Sur: “Mi fanatismo nació en Tucumán. Me acuerdo que mi papá tenía una bicicleta pintada de amarillo y azul y cuando era chico decía que de grande iba a hacer algo así por mi equipo. Muchos años más tarde, ya instalado en Lanús se me ocurrió hacer el Rivermóvil. Llegué en 1979 y cinco años más tarde comencé a pintar mi propia obra maestra, mi casa y mi auto”.

“El Tucu” el hincha de River más famoso de Lanús

“Tengo nueve hijos. Se llaman Enzo, Ramón, Ángel, Ariel... Tengo todos hijos con nombres de jugadores de River. Acá se respira futbol y se siente la pasión por nuestro club. Por mi cuadra pasan los visitantes, cada uno viene con su folklore. Muchas personas me respetan y otras no tanto. Sin dudas al hincha que más respeto es al de Lanús, siempre les deseo que les vaya bien. Me pongo contento por ellos porque es el equipo más grande del Sur y me gustan los colores. Además en este barrio siempre los vecinos fueron muy amables conmigo”, continuó relatando el Tucu.

IMG_4228-1 (1).png

El vehículo, en épocas en la que Ramón Díaz era el DT del club de Núñez, se llamaba “El Falcon de Ramón". Cuando asumió el Muñeco, pasó a llamarse “La Ferrari de Gallardo”. Sin dudas es el auto más famoso de la hinchada River. Famosos, jugadores y dirigentes se sacaron foto con él. Miguel guarda cada recuerdo en un santuario que él mismo fue armando en su kiosco de la calle Almeyra y Juan B. Justo, en Lanús Este.

“Cuando mi auto empezó a rodar, un día me paró la barrabrava de Lanús y me dijo que querían hablar conmigo. Yo me planté y les dije que yo nací gallina y que quería que me respeten, como yo lo hacía con ellos. Me pidieron que lleve en el auto una bandera del Granate y ahí les prometí que el día que salgan campeones lo iba hacer, y por supuesto en el 2007 lo cumplí orgullosamente”, finalizó.

WhatsApp Image 2021-11-24 at 1.09.06 PM.jpg

Entre los tesoros más preciados, el Tucu tiene una pelota firmada por el Beto Alonso. Para Miguel es un gran recuerdo, porque además lleva la firma de muchos jugadores de River. Siempre que lo entrevistan posa con la pelota entre sus manos.

El Rivermóvil como obra de arte

WhatsApp Image 2021-11-10 at 11.07.26 AM (1).jpg

No sólo su casa de Lanús llama la atención. El Ford Falcon decorado con temática riverplatense es otra de las grandes creaciones de Miguel. “Primero me había comprado un Fiat 600 pero no me gustaba porque era azul. Después empecé a buscar un auto para poder hacerle todo lo que tiene ahora el Rivermóvil. Llevó mucho tiempo tenerlo como lo tengo ahora”, admitió.

El vehículo se hizo muy famoso y muchos hinchas quisieron conocerlo: “Mi Falcon recorrió muchos lugares, todo el mundo que me veía se quería sacar fotos y se hizo tan conocido gracias a la hinchada, sin dudas la más grande el mundo. En un momento me lo quisieron comprar y no quise”.

Próximamente, el Tucu tendrá el orgullo de que su Rivermóvil se convertirá en parte de la institución. “Estoy preparándome para el 9 de diciembre, es una fiesta para todos los hinchas. Pero mi mayor orgullo es que a principios del año que viene el Falcon va estar guardado en el museo de River para que todos los que vayan lo puedan disfrutar”.

Temas

Dejá tu comentario