Lanús | Lanús | restricciones | vendedores ambulantes

Vendedores ambulantes de Lanús más complicados por el confinamiento

La imposibilidad de trabajar en pandemia y las ultimas restricciones complicaron más la situación de los trabajadores ambulantes de Lanús.

La estación de Lanús es el escenario de una gran cantidad de vendedores ambulantes de todo tipo de productos. Debido a las restricciones y con el ultimo confinamiento estricto decretado, la situación de estos trabajadores es aún más complicada. Advierten que cada vez es más difícil continuar con un puesto fijo, debido a los controles policiales, aunque algunos osados se animan a armarlo.

En marzo del año pasado cuando se decretó, el aislamiento preventivo, social y obligatorio, los vendedores ambulantes sufrieron un duro golpe. Debido al decreto del gobierno nacional, que se establecía que solo podían salir fuera de sus domicilios los trabajadores esenciales, este sector marginado de la economía se quedó sin ingresos y algunos no pudieron acceder a ningún beneficio del estado.

La situación de los vendedores callejeros con la vuelta a la fase 1

La estación de Lanús, tanto en la plaza Belgrano como en el paso nivel que conecta Lanús Oeste con el Este, es testigo de las decenas de trabajadores ambulantes que colocan sus puestos y ofrecen sus productos a todo aquel que transite por allí. Pero debido a las ultimas restricciones, los controles por evitar que esto suceda se hicieron presentes y esto atemorizó a los vendedores. Muchos optaron por no ir, y de esta forma evitar una pelea con la policía o la municipalidad, aunque otros a pesar de esto, de igual manera lo hicieron.

Lée también

Se incendió una casa en Lanús y encontraron droga en su interior

Tres detenidos en Lanús en un operativo policial de control

Un vendedor de sándwiches expresó en dialogo con El Diario Sur: “Estoy cansado de comer fideos todos los días, no me alcanza el dinero para comprar comida. Yo no pude cobrar IFE, y tuve que rebuscármelas como podía. Hay días que la municipalidad y al policía se hacen presentes y nos piden que nos vayamos, lo entendemos y lo hacemos, pero al rato volvemos por que necesitamos vender para poder vivir”.

Además, en un extremo de la plaza de la estación se suele realizar trueque o intercambio de objetos por comida, eso también tuvo que ser suspendido por las ultimas restricciones. Una situación similar sucedió con los puestos fijos, armados por la municipalidad, donde solo unos pocos se animaron abrir sus puertas a pesar de no comercializar productos esenciales.

Dejá tu comentario