Tristeza

Cierra una emblemática pizzería del centro de Lomas

De acuerdo a lo confirmado por los empleados, el local de Boedo ya no abrirá más sus puertas debido a la crisis, pero seguirán atendiendo en Laprida.
martes, 26 de noviembre de 2019 · 14:04

Ubicada en la emblemática esquina de Boedo y Acevedo, a escasos metros de la estación de trenes, se encontraba hasta esta semana la tradicional pizzería Las Carabelas. Su vistoso local de dos pisos, todo vidriado, se despidió definitivamente de la famosa pizza al molde que le dio un prestigio sin precedentes en la ciudad.

De manera sorpresiva, el espacio amaneció con sus ventanales pintados de blanco y sin actividad. Consultados los empleados, explicaron que el local cerró de manera definitiva “por la crisis”, aunque continuarán atendiendo en el que se encuentra en Laprida, que es sustancialmente más pequeño y no posee la historia del mencionado.

Las Carabelas se instaló en la localidad lomense en 1995 de la mano de don Jacinto Viviane, quien compró el espacio que antaño había sido la Fonda de los Vascos que debió cerrar por problemas económicos. No obstante, fue pasando por varias manos hasta llegar a Alonso “Pepe” Colotti, quien le dio el impulso y fama que hoy en día gozaban sus pizzas.

Por el espacio pasaron varias generaciones de vecinos, e incluso personalidades destacadas del municipio, quienes recuerdan sus pizzas por la calidad. Uno de ellos es el periodista Sergio Lapegüe, quien en una de sus columnas periodísticas para el diario La Unión recordó con cariño sus momentos vividos en la mítica pizzería.

“Debe haber pocos lomenses que nunca hayan probado la muzza al molde de Las Carabelas. Una de las salidas obligadas durante mi adolescencia, tras la hora de clases en mi querido colegio ENAM de Banfield, era ir a comer ahí”, escribió en una ocasión. “Todas las semanas, al menos una vez, con mis amigos nos sacábamos el guardapolvo y arrancábamos a caminar hasta la mítica esquina de Acevedo y Boedo para deleitar nuestros paladares”, completaba.

 

 

 

*Foto: cortesía Lomas Conectado.

Comentarios