Lomas de Zamora | Llavallol | Jonatan Escande | Justicia

Murió atropellado en Llavallol y lleva un año sin justicia: "Quedó todo en la nada misma"

"Es doloroso ver llorar a mis papás y no poder consolarlos", lamentó la hermana de Jonatan Escande, asesinado hace un año en Llavallol. La causa nunca avanzó.

Jonatan Escande perdió la vida el 22 de febrero de 2020, tras ser atropellado mientras paseaba por Llavallol. A un año del asesinato, el imputado sigue libre y la familia pide justicia.

En aquella fatídica jornada, la familia Escande estaba por celebrar el cumpleaños del papá de Jonatan. El joven de 31 años, quien cursaba el 2º año de la Tecnicatura en Medicina Nuclear, había venido especialmente desde Capital Federal hasta Llavallol para el festejo.

El recién llegado llevaba días sin ver a su perra, así que mientras la familia preparaba la comida, Jonatan decidió salir a pasear a su mascota en compañía de su novia. Lamentablemente, la muerte lo sorprendió en el camino. Mientras caminaban por Antártida Argentina y Polonia -frente al Euskal Echea-, un auto se subió a la vereda y atropelló a Escande desde atrás, arrastrándolo 20 metros y matándolo al instante.

Jonatan Escande 2.jpg
Jonatan Escande, el joven asesinado en Llavallol.

Jonatan Escande, el joven asesinado en Llavallol.

Según los testigos, el conductor del vehículo había intentado escaparse, pero otro automovilista le cruzó el auto y se lo impidió. Efectivos de la Comisaría 4ª de Llavallol detuvieron al responsable del accidente, quien se identificó como Pablo Domínguez. En el momento fue trasladado al Hospital Llavallol por una presunta afección cardíaca que habría provocado ese accidente, pero nunca se pudo comprobar y el hombre fue liberado a las pocas horas.

A un año del hecho, el imputado continúa libre y la familia de Jonatan no tiene respuestas de la Justicia. "No lo citaron nunca a declarar y tampoco dio ningún tipo de explicación más. Nuestro abogado había hecho un pedido a la fiscalía para que lo inhabiliten para manejar y también pidió la pericia mecánica al auto porque no se la habían hecho. Le denegaron todo. No lo inhabilitaron para manejar y este hombre sigue libre. Estamos como al principio, en la nada misma", expresó Mayra, hermana de la víctima, en charla con El Diario Sur.

Familia Escande.jpg
Jonatan Escande (derecha) junto a su familia.

Jonatan Escande (derecha) junto a su familia.

Mientras tanto, la familia carga con la angustia de la pérdida, principalmente los padres de Jonatan. "Estamos como podemos. La pérdida de un hermano es muy dolorosa, pero más doloroso es ver llorar a mis papás porque perdieron a su hijo y no poder consolarlos de ninguna manera. Eso no se lo deseo ni a mi peor enemigo. La pérdida de un hijo no se supera jamás", dijo Mayra con tristeza.

En todo este año sin justicia, una y otra vez vuelve el recuerdo de los últimos momentos del joven asesinado: "Estábamos festejando el cumpleaños de mi papá. Imaginate la impotencia nuestra, que vimos a mi hermano cuando se fue a comprar y después no lo vimos nunca más. Ni pudimos abrazarlo, rezar por él. La muerte fue en el acto".

El caso está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 10 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Está caratulado como "homicidio culposo", sin ningún tipo de avances desde febrero del año pasado y con una familia sin justicia.

Dejá tu comentario