Lomas de Zamora

¿Que hicieron antes de entregarse los presuntos asesinos del diácono?

Las 48 horas posteriores al crimen fueron cruciales para los investigadores.
miércoles, 12 de junio de 2019 · 19:24

El diácono Gabriel Luquin fue asesinado en la madrugada del sábado en su vivienda de la calle Bombero Ariño al 800. Roberto Céspedes y Leonel Martínez se entregaron 48 horas después del crimen y se confesaron culpables.

Fuentes policiales le informaron a El Diario Sur que hicieron los jóvenes de 19 y 20 años durante ese lapso de tiempo donde la muerte del diácono de la parroquia Nuestra Señora del Carmen se vio reflejada en todos los medios nacionales del país.

Luego del crimen de Luquin, los presuntos autores del homicidio se refugiaron en la casa de la mamá de Roberto, la cual se encuentra a pocas cuadras de donde vivía el diácono.

Allí, los jóvenes se bañaron y quemaron la ropa que llevaban puesta. Luego, la pareja estuvo deambulando por varias casas de familiares y amigos hasta finalmente recaer en una vivienda de San Vicente.

La postura de la pareja fue variando a medida que las pericias realizadas por la Policía Científica en la escena del crimen reflejaban que se habían tomado huellas dactilares de vasos y muebles del interior del domicilio.

El final es historia conocida. Céspedes y Martínez se entregaron en la madrugada del martes en la comisaría octava de Villa Galicia. Momentos antes, los jóvenes grabaron el polémico video que acusa al diácono de un presunto intento de violación.

 

 

Comentarios